jueves, 22 de marzo de 2012

Pieter Aertsen

File:Pieter Aertsen 002.jpg

Pieter Aertsen
(Ámsterdam, 1508-1575), pintor neerlandés activo entre Amberes y Ámsterdam. Conocido por su altura como Lange Pier (Pedrito el largo), se especializó en composiciones de bodegones que influyeron en el joven Velázquez.
File:Aertsen apostles.jpg

Junto con su sobrino Joachim Beuckelaer, fue uno de los primeros pintores de bodegones o naturalezas muertas, aunque también tocó otros temas como las escenas religiosas, si bien muchas se destruyeron en las revueltas que asolaron los Países Bajos en 1566.

Pieter Aertsen, 00000276-Z

Su primera producción fueron pinturas religiosas, donde la acción se ambientaba en la actualidad, en línea con las recomendaciones de la Contrarreforma religiosa, que defendía la presentación de los relatos bíblicos con sencillez para aproximarlos a la mentalidad popular. Así, no se intentaba recrear la estética de la época de Cristo, sino que se vestía y enmarcaba a los personajes a la moda del momento. Caravaggio proseguiría este criterio.

En las pinturas de Aertsen fue ganando protagonismo un elemento hasta entonces considerado secundario: los accesorios que ayudaban a ambientar los espacios, como mobiliario, enseres cotidianos, y especialmente comestibles, animales y vajillas de cerámica y metal. Su habilidad técnica le permitió plasmar estos objetos con asombrosa fidelidad, y a medida que alcanzaba el éxito comercial, Aertsen insistió en dicha faceta. Para ello, eligió temas bíblicos y cultos que propiciasen la inclusión del bodegón, y fue desplazando el argumento a un plano secundario, destinando el protagonismo a los objetos en primer término. De esta forma, Aertsen dignificó el bodegón como especialidad artística, hasta entonces considerado propio de pintores imitativos sin inventiva. Estos «bodegones a lo divino» influyeron de manera determinante en Velázquez, ya que algunos de ellos fueron llevados a Sevilla (Asunción de la Virgen, Museo de Bellas Artes de Sevilla) por comerciantes flamencos.

Cuadros de Velázquez como La sirvienta negra (Galería Nacional de Irlanda), Vieja friendo huevos y Cristo en casa de Marta y María (National Gallery de Londres) dependen claramente del magisterio de Aertsen, a quien también se considera el precursor de Pieter Brueghel el Viejo. También influyó al joven Annibale Carracci y a Bernardo Strozzi. Aparte de sus cuadros, se exportaron por Europa abundantes copias e imitaciones, así como versiones en grabado debidas a Jacob Matham y otros artistas.