lunes, 26 de septiembre de 2016

YA HEMOS VOTADO




En el 2010, un astronauta que andaba perdido por ahí por el espacio, Soichi Noguchi, sacó una foto y preguntó ¿que ciudad es esta?
Es Vigo, le contestaron, una ciudad que pertenece a Galicia-país que limita con el fin de la tierra...

Ayer por la noche me llamó mi amiga Cris nerviosísima- ¿Que, esta gente no va al mercado, no va al médico?- No hacía falta que me explicase a que tipo de gente se refería, sabía que estaba hablando de los votantes del PP...¿Pero no ven como está todo? Que cuando voy a la seguridad social llevo una novela porque sé cuando entro pero no sé cuando salgo...- Tranquila amiga- Que me vas a contar a mi que llevo seis meses esperando para que me vean la pierna y me han dicho que aún que queda de seis meses a un año de espera. Que ponga una reclamación  y me mandan a la privada, me han dicho. Cris no me escuchaba, seguía con su rutina... que no lo entiendo, que no lo entiendo...


Despues del enfado de mi amiga, busqué por las noticias algo para darle una respuesta y me reí al leer... "es una zona allá en el noroeste, donde las nieblas cubren el sol y esa falta de vitamina C les reblandece el cerebro" 


Para mi no ha sido ninguna sorpresa. Estaba cantado!!! Pero que no se equivoque el PP, aqui no ha ganado, aqui el vencedor es Feijoo. 


No sé si perderé amigos, pero tengo que confesar que es un tipo que me gusta, nunca lo votaría por tener las gaviotas detrás, pero me gusta porque "é noso".  Esto lo han entendido bien los que han hecho la campaña- la necesidad de la identificación con la tierra".
Aqui lo que es de casa es bueno y lo que es nuestro tambien es bueno. "los huevos y los pollos  de casa"- O NOSO. -Cuando yo era niña y le preguntaban a mi padre "Es tu hija?" Respondía "Na casa naceu" y cuando le hacían la pregunta a mi abuela decía "é nosa"  Y esto han hecho, evitar las gaviotas y apartar a los de Madrid, incluso a Rajoy. "O Feijoo é noso" (aunque sus políticas nos jodan y a mi me duela la pierna)

jueves, 22 de septiembre de 2016

Orsola Maddalena Caccia




Como muchas mujeres de su época, Orsola Maddalena Caccia 
(1596-1676), su padre la enseñó a pintar. Convertida ya en monja, contribuyó al
sostenimiento del convento mediante encargos privados. De este modo continuó
con una larga tradición de siglos de monjas con talento artístico


Caccia ayudó a introducir la pintura del bodegón en el Piamonte 
y a menudo incluía detalles meticulosos en las obras religiosas. Mujer decidida,
capaz de crear a su alrededor una "verdadera escuela de pintura"-fue conocida
por los historiadores como "la monja pintora"

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Osvaldo Guayasamín.



Aqui dejo un documental- MUY INTERESANTE- sobre este artista






"Los hombres han canalizado todo su poder de amistad hacia los gatos y los perros, y no les queda para sus semejantes"









Cuerpo de mujer, blancas colinas, muslos blancos, 
te pareces al mundo en tu actitud de entrega. 
Mi cuerpo de labriego salvaje te socava 
y hace saltar el hijo del fondo de la tierra. 

Fui solo como un túnel. De mí huían los pájaros 
y en mí la noche entraba su invasión poderosa. 
Para sobrevivirme te forjé como un arma, 
como una flecha en mi arco, como una piedra en mi honda. 

Pero cae la hora de la venganza, y te amo. 
Cuerpo de piel, de musgo, de leche ávida y firme. 
Ah los vasos del pecho! Ah los ojos de ausencia! 
Ah las rosas del pubis! Ah tu voz lenta y triste! 

Cuerpo de mujer mía, persistiré en tu gracia. 
Mi sed, mi ansia sin límite, mi camino indeciso! 
Oscuros cauces donde la sed eterna sigue, 
y la fatiga sigue, y el dolor infinito.



lunes, 19 de septiembre de 2016



Marguerite Gérard

 

 

Marguerite Gérard 1761-1837 

 Marguerite Gérard pintora francesa, la séptima  hija de  Marie Gilette y del perfumista  Claude Gérard. Despues de la muerte de su madre en  1775, se fue a vivir con su hermana   Marie-Anne , esposa del artista  Jean-Honoré Fragonard, en su apartamento en  el  Louvre.  Vivió allí los siguientes 30 años como su díscipula. Antes de la Revolución sus compañeros fueron pintores como Hubert Robert, músicos como Lrétri y arquitectos. Marguerite no solo fue una pintora de Corte, ella se apartó de temas políticos y la Revolución francesa parece que no afectó directamente en su carrera. Hizo escenas domésticas  llenas de calor familiar, aunque ella nunca se casó, retratos, escenas de género...fue una de las primeras artistas francesas que alcanzaron éxito y fama

 

Cuando se abrieron los Salones a las mujeres, en la década de 1790, expuso regularmente y gano tres medallas.

lunes, 12 de septiembre de 2016

Sobreviviendo a la politica

 Pincha en el enlace
http://www.lavozdegalicia.es/video/elecciones2016/2016/09/08/off-the-record-promesas-locas-campana-electoral/0031_2016095116807266001.htm

Llevamos un año en campaña electoral y  aún sobrevivimos. Seguro que nuestras cabezas ya no funcionan con la mediana regularidad que solían...

Pero hay una parte divertida 
 Carlos Sobera canta "Me gusta Galicia, me gustas tu" mientras engulle vieiras y el resto del marisquiño



 Al presidente en funciones, Feijoo, esto de tanta campaña "lo ha puesto al día" y su compañera Eva Cárdenas espera su primer hijo tras tres años de relación. Para el Presi, que acaba de cumplir 55 años, este será su primer hijo. para Eva, de 51 años, será el segundo. Ya tiene una hija mayor, fruto de su anterior relación


Proyectos y promesas electorales apuestan por revitalizar el Casco Vello

 Como dice Xosé Luis Rivas, en un artículo en la VOZ DE GALICIA...el que vota a Feijoo- apuesta por la estabilidad y el orden institucional, y piensa que la continuidad de nuestro modelo político y económico es el mejor camino para alcanzar más progreso y bienestar. Y la segunda opción -la que vota a la constelación de las Mareas, Podemos, PSOE y BNG- cree que todo lo que hay está agotado, es injusto, e implica un abusivo empoderamiento de los ricos contra los pobres, y que no queda más remedio que resetear el sistema y volver a empezar...

 Pues votemos, pero mientras, a bailar!!! 

Escucha hermano la cancion de la alegria 
el canto alegre del que espera 
un nuevo día 
ven canta sueña cantado 
vive soñando el nuevo sol 
en que los hombres 
volveran a ser hermanos. 
Ven canta sueña cantado 
vive soñando el nuevo sol 
en que los hombres 
volveran a ser hermanos. 
Si en tu camino solo existe la tristeza 
y el llanto amrgo 
de la soledad completa, 
ven canta sueña cantado 
vive soñando el nuevo sol 
en que los hombres 
volveran a ser hermanos. 
Si es que no encuentras la alegria 
en esta tierra 
buscala hermano 
mas haya de las estrellas, 
ven canta sueña cantado 
vive soñando el nuevo sol 
en que los hombres 
volveran a ser hermanos.


Letra de Miguel Ríos

sábado, 10 de septiembre de 2016

QUE ES LA VIDA?

El otro día escuché  una historia que me gustó tanto que os la voy a contar...


En el reino nació un hermoso príncipe. Las campanas repicaban y la gente bailaba en fiestas populares, organizadas en honor a su nacimiento. Pasó el tiempo y aquel niño se convirtió en un apuesto joven. Un día la muerte lo visitó para invitarlo a que la acompañara. ¿Como voy a morirme si no sé lo que es la vida? Gritó el príncipe. La muerte apiadandose de él le dijo: "Bueno, pues cuando sepas que significa la vida, me llamas y te llevo"
 Inmediatamente, el príncipe ordenó una reunión de todos los sabios, asesores, políticos, militares, religiosos y artistas del reino. La vida es riqueza, decían unos. La vida es guerra y dominio gritaban los militares. No, la vida es amar a Dios sobre todas las cosas...Abrumado por los gritos, el joven príncipe huyó. Recorrió montañas y valles, navegó por todos los mares del mundo


 Un día, ya desesperado por no encontrar una respuesta, vagando por un bosque, vio a una hermosa joven. Esos ojos son la vida, esa boca es vida... pensaba, según la joven se iba acercando...enamorado locamente pensó que ya no quería acompañar a la muerte y en ese momento se dio cuenta del significado de la vida  REBELIÓN

jueves, 8 de septiembre de 2016

Bartolomé Esteban Murillo



(Sevilla, 1617- 1682). Pintor español. La primera noticia conocida sobre su vida la proporciona su partida de bautismo, que está fechada el día 1 de enero de 1618, según consta en el archivo de la antigua parroquia de la Magdalena de Sevilla. Este dato nos mueve a situar el nacimiento del futuro artista en los últimos días del mes de diciembre de 1617, teniendo en cuenta sobre todo que en esta época se bautizaba a los niños en días inmediatos a su alumbramiento. 


Sus padres, Gaspar Esteban y María Pérez Murillo, vieron culminar con este nacimiento el proceso de una larga descendencia, ya que Bartolomé, nombre que pusieron al niño, fue el último de catorce hermanos. Puede advertirse, por tanto, que el pintor utilizó para denominarse el segundo apellido de la madre siguiendo la amplia libertad en el uso de los apellidos que había en aquella época. El padre, Gaspar Esteban, fue un hombre de discreta fortuna, de profesión barbero-cirujano, cuya casa familiar estaba adosada a la puerta del convento de San Pablo. 


Su bonanza económica le permitió mantener sin problemas a su numerosa prole, que daría a su hogar una animada vitalidad en la que el niño Bartolomé creció apaciblemente hasta que cumplió los diez años de edad. La muerte de su padre en 1627 y la de su madre en 1628 truncó su tranquila existencia, en la orfandad, motivo por el que pasó a ser tutelado por Juan Agustín de Lagares, marido de su hermana Ana, y a tener que compartir un hogar diferente con los hijos de este matrimonio. Nada se sabe de las circunstancias de la vida del joven Bartolomé en su nueva familia, pero no debieron de ser nada adversas, ya que cuando su cuñado redactó su testamento en 1656 le nombró albacea, dato que prueba que sus relaciones serían de mutuo afecto. 


De la infancia y juventud de Murillo se sabe muy poco, porque no hay datos documentales referidos a esta época. Únicamente en 1633 encontramos una referencia de interés que informa que cuando tan solo contaba con quince años estuvo a punto de embarcar hacia América; sin embargo, el viaje no llegaría a realizarse. Hacia 1635 debió de iniciar Murillo su aprendizaje como pintor, muy probablemente con Juan del Castillo, que estaba casado con una prima suya. Este leve vínculo familiar fue razón más que suficiente para entablar con Castillo una relación laboral y artística que se prolongaría durante unos seis años, como era habitual en aquella época. Nada más sabemos de los años juveniles de Murillo, aunque se ha hablado de un viaje realizado en 1642 a Madrid, donde se dice que trató a Velázquez y donde planeó realizar un viaje a Italia.



 Pero estas noticias nunca han podido ser confirmadas y hemos de esperar hasta 1645 para disponer de un dato fundamental en la vida del artista: con veintisiete años de edad, Murillo contrajo matrimonio en la iglesia de la Magdalena de Sevilla, siendo ambos contrayentes vecinos de la misma parroquia, por lo que seguramente sus familias se conocían desde muchos años antes. Tuvo una trayectoria matrimonial apacible y una buena situación económica, además de una prolífica descendencia, ya que existen testimonios documentales que señalan al menos la existencia de diez hijos. Las noticias que proporciona la documentación muestran cómo el joven artista emprendió una brillante carrera que progresivamente le fue convirtiendo en el pintor más famoso y cotizado de la ciudad.


 El único viaje del que se tiene constancia que realizó Murillo se documenta en 1658, año en que el artista estuvo en Madrid. No sabemos con certeza el motivo del traslado, ni la duración exacta, pero puede pensarse que en la corte mantuvo contacto con los pintores sevillanos que allí residían, como Velázquez, Zurbarán y Cano, y con otros pintores madrileños. Es muy probable igualmente que durante esta estancia en Madrid, Murillo tuviese acceso a la colección de pinturas del Palacio Real y que constituía un magnífico tema de estudio para todos aquellos artistas que pasaban por la corte. Lo cierto es que este viaje no duró más que algunos meses, ya que a finales del año antes citado consta de nuevo la presencia de Murillo en Sevilla. 


No son muy indicativas las referencias documentales que ilustran la vida del artista en sus años de madurez, ya que tan solo aparecen datos que testimonian cambios de domicilio y que nos lo muestran sucesivamente viviendo en las parroquias de la Magdalena, San Isidoro, San Nicolás y Santa Cruz. También aparecen referencias alusivas al nacimiento de sus hijos, alguno de los cuales muere prematuramente, y datos de carácter económico que señalan una vida desahogada. En efecto, tanto los buenos ingresos que obtenía por las pinturas como las rentas que le proporcionaban las casas que eran de su propiedad y que alquilaba, le permiten mantener un alto nivel de vida, tener varios aprendices, tres criados e incluso una esclava. 


Al mismo tiempo, el paso de los años le convierte en el primer pintor de la ciudad y como consecuencia de ello el que mejores contratos obtenía, tanto con instituciones religiosas como con personajes civiles. Muy pronto hubo pinturas suyas en las principales iglesias y conventos sevillanos e igualmente en las más nobles mansiones de la ciudad. El haberse convertido en el primer pintor de la ciudad, superando en fama incluso a Zurbarán, movió su voluntad de elevar el nivel expresivo y técnico de la pintura local. Por ello en 1660 decidió, junto con Francisco de Herrera el Mozo, fundar una academia de pintura en que los artistas pudiesen ejercitarse y perfeccionar sus recursos técnicos. Esta academia tuvo en Murillo a su principal promotor, su primer presidente y su más entusiasta impulsor.


 Un acontecimiento decisivo, el fallecimiento de su esposa Beatriz de Cabrera, tuvo lugar en 1663, circunstancia que dejó solo al pintor en compañía de cuatro de sus hijos que habían sobrevivido. En esta situación es normal que el artista hubiese pensado en volver a contraer matrimonio, aunque no volvió a buscar una nueva esposa, permaneciendo viudo el resto de su existencia; por otra parte, sus hijos fueron abandonando progresivamente el hogar del pintor, por lo que en la última época de su vida Murillo vivió solamente en compañía de Gaspar Esteban y de sus criados. Mientras tanto, su fama era tal que traspasó los límites de la ciudad de Sevilla, y se extendió por todo el territorio nacional. 


Existe una referencia, facilitada por Antonio Palomino, biógrafo de los pintores españoles, que indica que hacia 1670 el rey de España, Carlos II, ofreció a Murillo la posibilidad de trasladarse a Madrid para trabajar allí como pintor de corte. No sabemos con exactitud si tal referencia es cierta, pero el hecho es que Murillo permaneció en Sevilla hasta el final de su vida. Y este final aconteció en 1682 cuando vivía en el que fue su último domicilio en la parroquia de Santa Cruz. Informa el mencionado Palomino que, estando Murillo dedicado a pintar un gran lienzo para el retablo de la iglesia de los capuchinos de Cádiz, se cayó del andamio que tenía levantado en su taller para realizar la pintura, quedando muy maltrecho y falleciendo a los pocos meses, exactamente el día 3 de abril del mencionado año, siendo enterrado en la iglesia de Santa Cruz. 


A pesar de haber sido hombre famoso y popular, son muy escasos los documentos y referencias que nos hablan de Murillo. La mayor parte de los datos que conocemos referentes a su personalidad nos los proporciona Palomino, cuando menciona que fue «no solo favorecido del cielo por la eminencia de su arte, sino por las ­dotes de su naturaleza, de buena per­sona y de amable trato, humilde y modesto». Estas leves referencias concuerdan perfectamente con la fisonomía que evidencian los dos ­autorretratos que Murillo realizó, uno en edad juvenil y otro ya en su madurez; en ambos puede constatarse que fue persona inteligente y despierta, dotado de una profundidad intelectual que le permitió traducir en pintura el universo religioso y el ámbito social que le envolvía con serena amabilidad y pausada percepción; sosiego y bondad parecen ser virtudes que emanaron de su temperamento, las cuales, unidas a una notoria sensibilidad artística, le permitieron ser perfecto intérprete de los ideales religiosos y sociales de su época.

Museo del Prado

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Juan van der Hamen




Juan van der Hamen y León
Madrid, 1596-1631 
 Nacido en Madrid en 1596, Juan van der Hamen perteneció a una noble y adinerada familia, descendiente de un antiguo linaje de nobles y militares flamencos, que durante generaciones habían servido en la corte de los Habsburgo. Al igual que su padre y su abuelo, fue miembro de la Guardia de Archeros, cuerpo de élite que desde tiempos de Carlos I tenía la misión honorífica de proteger al rey. De su formación artística no tenemos datos, salvo que tuvo lugar en Madrid. En 1615 contrajo matrimonio con Eugenia Herrera, miembro de una familia de escultores y pintores, y cuatro años más tarde recibió su primer encargo para la corte real
Fue. un pintor afamado dentro de los círculos cortesanos y nobles, y tuvo un activo papel dentro de la vida cultural madrileña, llegando a escribir versos dedicados a la relación entre poesía y pintura. Grandes figuras de las letras españolas, como Lope de Vega, Góngora y Juan Pérez de Montalbán, se refirieron a él, alabando su habilidad para recrear la realidad. Juan van der Hamen se dedicó a la pintura religiosa, al retrato y a las naturalezas muertas, siendo estas últimas sus composiciones más apreciadas y conocidas.
Sus primeros bodegones, de influencia flamenca, muestran ya muchas de las características de su estilo, como la precisión técnica, las composiciones diáfanas y el uso de un foco de luz dirigida, que crea zonas de fuertes sombras. Van der Hamen presentaba sus modelos simétricamente, preocupándose por la consecución de las distintas calidades. A partir de 1626 introdujo en su repertorio los bodegones asimétricos, creando grupos que compensaba con repisas a distinto nivel y en diferentes planos, logrando con ello una mayor riqueza espacial. En su estilo más característico se aprecia su admiración por la obra del pintor de la generación anterior: Sánchez Cotán. Juan van der Hamen fue el mejor representante de bodegones con flores del foco madrileño en la década de 1620, así como el propulsor en España del tema de las guirnaldas de flores enmarcando imágenes religiosas o paisajes  Museo Thyssen-Bornemisza

Antoni Utrillo

 

(Barcelona 27 de marzo de 1867 a 8 de oc tubre de 1944)
Nació en Barcelona y se formó en  la Lonja, con Antoni Caba.  En 1886 recibió una pensión para realizar un viaje de estudios en Paris.  Se dedicó a la ilustración de libros para niños y colaboró en la revista infantil TBO

 

En sus principios   artísticos   pintó cuadros de asuntos   religiosos   y   retratos. . Luego se dedicó al cartelismo y a  la   decoración   de interiores y de establecimientos comerciales.

Promotor del   Círculo Artístico de Sant Lluc, formó parte de la primera junta directiva. Fundó y dirigió la   litografía   Utrillo & Rialp, y colaboró ​​en las   revistas   Hispania,   Cu-Cut   y   Bella Tierra. Su   dibujo   la   pluma   se caracteriza por una factura realista con referencias a la ilustración costumbrista de principios del   siglo XX.