lunes, 19 de marzo de 2012

El alcalde Presume de que no debe nada y el interventor reconoce 4,6 millones


Viñeta

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, lleva días presumiendo del buen estado de salud de la economía del Concello. De acuerdo con los datos que maneja, tiene un nivel de endeudamiento inferior al de la mayoría de los ayuntamientos españoles y no necesita acudir al plan de rescate que ha puesto en marcha el Gobierno central. La gestión económica municipal «ha convertido a Vigo en el ejemplo de los concellos de España», dijo en los últimos días.

Sin embargo, ello no quiere decir que la administración municipal viguesa carezca de deudas ni que todas ellas sean recientes. La semana pasada remitió un informe al Gobierno central en el que aseguraba que a 31 de diciembre del 2011 no mantenía ninguna deuda con proveedores. Pero según el listado de acreedores reconocido por el interventor municipal existen deudas por un importe muy elevado: algo más de 4,6 millones de euros con 101 proveedores.

De acuerdo con este informe, algunos de los pagos se remontan al año 2004 y tienen en estos momentos ocho años de antigüedad. No existe un motivo claro, pero lo evidente es que en todo este tiempo estas facturas han quedado arrumbadas sin que nadie haya ordenado su pago.

El listado de pagos pendientes por parte del Concello vigués ocupa 24 folios y ciertamente la mayoría corresponden a los últimos ejercicios. Pese a ello, algunas datan del lejano 2004, correspondientes en su totalidad a Fomento de Construcciones y Contratas (concesionaria de la limpieza y recogida de basura). Esta empresa tiene pendiente de cobro nada menos que 333.000 euros que se arrastran del año mencionado y también de los cinco siguientes.

Otra empresa concesionaria también con importantes pagos pendientes del Concello es Aqualia, titular del suministro de agua corriente y saneamiento, a la que adeuda 54.000 euros. La diferencia en este caso es que la más antigua es del 2007.

Aparte de los dos mencionados, otras 99 empresas y sociedades están pendientes de pagos por parte de la hacienda municipal. La más afectada es, sin duda, Movexvial, con un montante de casi 800.000 euros. A su favor hay que decir que todas ellas son recientes. Por encima de los cinco dígitos, esto es, importes superiores a los 100.000 euros, se encuentran, además de FCC y Movexvial, Instalaciones y Montajes Eléctricos, con 322.000 euros (la más antigua del año 2004), Oreco, con 156.000 (todas recientes), Limpiezas del Noroeste, con 359.000 euros (2011 y 2010), y finalmente Ekipo, con 220.00. El Partido Popular difundió la semana pasada el informe del interventor que reconoce la deuda de 4,6 millones. El mismo día, el portavoz socialista, Carlos López Font, tercero en el escalafón del gobierno local, aseguraba tajante que «no hay ninguna deuda con proveedores» y ponía como testigo al interventor municipal. El propio Abel Caballero calificó de «absolutamente falso que existan facturas escondidas en los cajones» y recomendó a la oposición popular «un mayor rigor». Los socialistas calificaban esta denuncia como «un acto de indignidad política».

Una vez que el interventor municipal ha dado carta de naturaleza a estas facturas, según explicó el concejal Antonio Bernárdez, todo hace indicar que serán incluidas en los presupuestos del 2012 y abonadas.

19 de marzo de 2012 05:15

MEU COMENTARIO- ¿Quen entende isto?