viernes, 2 de octubre de 2015

ULISES LLEGA A LA ISLA DE TRINACIA


Henry Fuseli


  Desciende Ulises al Hades para consultar al adivino Tiresias sobre su regreso. Allí ve a su madre, Anticlea, que se ha suicidado por su tardanza.. El adivino le advierte que un dios le va a hacer su camino de regreso a Itaca muy penoso debido a que  ha dejado ciego a su hijo Polifemo. Anticlea le dice que su esposa, Penelope, le sigue siendo fiel pero que siente mucho dolor por su ausencia 



Le aconseja  Tiresias que cuando lleguen a la isla de Trinacia ni sus hombres ni el pueden tocar las vacas ni las ovejas. Le advierte que si hicieran daño al ganado, perdería su nave y a sus hombres  

Ulises hizo prestar juramento a sus hombres de que no tocarían el ganado y esos así lo hicieron. Al día siguiente no pudieron zarpar debido a un viento huracanado. Durante un mes soplaron continuamente vientos desfavorables que les impidieron abandonar la isla. Mientras Ulises fue a rezar a los dioses para pedir un regreso seguro a Itaca, sus hombres, muertos de hambre, sacrificaron y comieron parte del ganado. Zeus lanzó un rayo y mató a todos los hombres excepto a Ulises