viernes, 23 de octubre de 2015

Mary Beale






1633-1699.  Hija de un pintor aficionado, Mary Beale, nació en  Suffolk, Gran Bretaña.  Cuando cumplió  dieciocho años se trasladó a Londres y se casó con Charles Beale, un comerciante de telas y mas tarde empleado de patentes. Ella se convirtió en retratista, pintando en su casa.

Debido a dificultades financieras, cuando su marido perdió el empleo,  y tambien por la plaga de peste que se había declarado en Londres, se traladaron a una granja en  Hampshire.

Volvieron a Londres en  1670 y allí Mary comenzó a destacarse como retratista. Peter Lely, pintor de la corte de inglaterra, influyó mucho en su obra, un estilo que coincidía mucho con el gusto imperante en esa época.

En la década de 1680 comenzó a perder popularidad,  el retrato de corte ya no estaba de moda, su clientela se redujo considerablemente. Pese a caer casi en el olvido, nunca dejó de pintar hasta su muerte en 1699