lunes, 12 de octubre de 2015

LA GALICIA QUE SE MUERE

Una noticia en FARO DE VIGO de hoy nos pone en alerta sobre la GALICIA QUE SE MUERE. La caída demográfica dispara el número de aldeas deshabitadas a una más cada mes desde 2012


Se pierde una aldea al mes por la despoblación 



En la provincia de OURENSE ya son 146 los núcleos de población en los que no hay ningún vecino empadronado


Un "okupa" con permiso en Rozas, A Bola
Miguel, de 35 años, ocupó una vivienda abandonada en Rozas, A Bola, en 2010. Cuando se instaló la casa no tenía ventanas y estaba invadida por la maleza. La limpió y la reparó y cuando sus propietarios, que viven en Barcelona, comprobaron que lo único que quería era un techo le autorizaron a vivir allí, donde mantiene la casa en pie y cultiva sus tierras.