sábado, 28 de abril de 2012

Gerrit Dou




  Holanda
Leiden 1613 - Leiden 1675

Leyden era un gran centro dedicado a la producción de pintura de pequeño formato para el gran consumo popular. En este ambiente es donde estudia como aprendiz el joven Gerrit Dou, al lado de una figura de la talla de Rembrandt. Fue éste su compañero y rival, hasta tal punto que sólo la marcha del maestro en 1631 permite a Dou convertirse en la gran figura que fue. Aprendió su arte bajo la tutela de su padre, que era grabador de vidrio, trasladándose después al taller de un grabador sobre cobre y un pintor sobre vidrio. La delicadeza de este oficio y sus temas refinados será lo que mejor aproveche Dou, de tal modo que se le considera fundador de una elegante manera de pintar, denominada "fijnschilders", los pintores de lo fino. Sus temas favoritos fueron los de mayor demanda, tales como el retrato y las escenas costumbristas en interiores claroscuros, de gran éxito en el mercado, considerándose en la época como uno de los pintores más famosos. Su fama se extendió fuera de las fronteras de los Países Bajos, encontrándose entre sus clientes la reina Cristina de Suecia, el archiduque Leopoldo Guillermo y el rey Carlos II de Inglaterra. Según nos cuenta Houbraken, Dou era muy meticuloso y paciente a la hora de trabajar, esperando que se posara el polvo en el estudio antes de iniciar su labor.


ARTEHISTORIA