sábado, 8 de junio de 2013

MANET, UN PINTOR RECHAZADO



Todos los años  la Real Academia Francesa celebraba su Salon, una exposición de pintura que debe su nombre al Salon de Apolo en el Louvre.  El jurado de este Salon ejercía un dominio total sobre las obras que deberían ser admitidas en su exposición.  El rechazo en la admisión de una obra significaba un descrédito oficial.

En 1863 fueron tantas las obras rechazadas que se formó un gran escándalo.  El emperador Napoleón  III mandó instalar una exposión en el Palacio de la Industria para colocar las obras rechazadas. SALON DES REFUSÉSSalon de los rechazados, así fue llamado.

En el Salon de los rechazados, expusieron, entre otros,  Manet, Pissarro, Cézanne, Boudin y el norteamericano James Abbott McNeil Whistler

El cuadro de Manet-"desayuno sobre la hierba" causó un enorme revuelo

Este cuadro, con claras influencias de "concierto campestre" de Giorgione


 El cuadro de Manet origina un escándalo entre la burguesía porque Manet se atreve a representar un desnudo en un contexto concreto, es decir, representa un hecho real, fácil de  ver porque los hombres visten ropas de su tiempo.  El desnudo académico  tenía que disfrazarse como algo intemporal para quedar moralmente encubierto. Manet no lo hace y además escandaliza aún más con su técnica, limita el espacio y  esboza las figuras rompiendo con toda la tradición  de la Academia.

Manet era un pintor que procedía del realismo, un burgués al que le hubiera gustado triunfar en la Academia. A partir de 1870 su obra sufre un gran cambio por la influencia de Berthe Morisot, la primera mujer admitida por los impresionistas, casada con Eugene, hermano menor de Manet.

Manet nunca quiso exponer con los impresionistas, sufrió duras críticas durante toda su vida y solo al final se le concedió la Legión de Honor.