sábado, 3 de enero de 2009

Iván Petrovich Argunov







Iván Petrovich Argunov (en ruso: Иван Петрович Аргунов; 1727-1802) fue uno de los fundadores de la escuela rusa de retrato.

Era un siervo que pertenecía al Conde Sheremetev y se había criado con la familia de su tío, Semyon Mijáilovich Argunov que era un mayordomo de la princesa Cherkassky y más tarde mayordomo del Conde Sheremetev. Durante muchos años, Semyon Sheremetev gestionó la casa de la calle Millionnaya en San Petersburgo y fue la casa donde se crió Ivan.

En 1746-1749 Ivan Argunov estudió pintura con un artista alemán llamado Georg Grooth que en ese momento era empleado de la Emperatriz Elizabeth de Rusia. Iván también recibio clases de sus primos Fedor Leontyevich Argunov y Fedor Semenovich Argunov, pintores que trabajaban en la decoración de las residencias imperiales en San Petersburgo. Las primeras obras de Argunov fueron iconos para la Iglesia del Palacio Gran Tsarskoe Selo Palace (1753) y para el monasterio Nueva Jerusalén (1749). En esa epoca también creó su única pintura conocida histórica -Cleopatra muriendose. Sus primeros retratos conocidos fueron los del Príncipe Ivan Ivanovich Lobanov-Rostovsky (1752) y la princesa Ekaterina Alexandrovna Lobanova-Rostovskaya (1754). En ellos se pueden ver las antiguas tradiciones de los rusos - arte Parsuna - mezclado con la nueva influencia barroca.

En 1770 se convirtió en el mayordomo de los Sheremtev y, más tarde en uno de los administradores de sus fincas. Pintó mucho menos, pero fue en ese momento (1784)cuando creó su obra maestra El Retrato de una desconocida campesina. Modernos estudios sugieren que la mujer del retrato era la criada, actriz y cantante de los condes Sheremetevs, Anna Kovalyova-Zhemchugova. Entre la segunda mitad del 1780s hasta su muerte en 1802 Argunov no pintó sino que pasó todo su tiempo gestionando las diferentes fincas y empresas de los Sheremetevs.

Argunov fue un importante profesor de arte. Dio clases de pintura a partir de 1753 - antes de la apertura de la Academia Imperial de las Artes en 1757. Entre sus alumnos se encuentran Anton Losenko, Fyodor Rokotov, Golovachevsky y Sablukov - los cuatro futuros profesores de la Academia. Sus propios hijos también fueron sus alumnos. Dos de ellos: (Nikolay Argunov y Yakov Argunov) se convirtieron en pintores, mientras que el tercero (Pavel Argunov) se convirtió en arquitecto.