domingo, 6 de septiembre de 2015

DE CUANDO LOS LIBROS SE CONVIRTIERON EN MODA RETRO


Acabo de escuchar en la radio una entrevista a Baldano. Le preguntaron si estaba trabajando a estas horas y contestó que estaba leyendo. "Me estoy quedando anticuado, tengo libros" dijo. Como esta es la segunda vez hoy que leo o escucho algo parecido- me preocupo...


DE CUANDO LOS LIBROS SE CONVIRTIERON EN  MODA RETRO
¿Donde están los libros?

Sobre esto escribe hoy FERNANDO FRANCO en FARO DE VIGO


Nos cuenta Fernando que le llama la atención visitar las casas de amigos de la edad de sus hijos y no ver libros en las estanterías, ni siquiera aquellas enciclopedias que se compraban por colores y para efecto decorativo. Comenta sobre las pistas que da una casa con libros. Como por los títulos y colecciones puedes adivinar el nivel cultural de los moradores.

Pero lo que más le asombra es como la sensacion de demodé que dan los libros ha llegado a tal punto que tiene una amiga que lee mucho pero cuando acaba un libro lo esconde en un armario....

Comenta como si alguna amiga suya fuese algún día por su casa dejaría de hablarle para siempre al ver libros, fotos, papeles, etc, por encima de mesas, escaleras y cualquier hueco. Me río porque ese es mi caso y lo peor del asunto es que todo el que convive con el desordenado rápido adopta la costumbre o tiene que irse, claro.  A mi me encanta cuando vienen a mi casa esas amigas "super limpitas" y me preguntan...Uy, ¿Como limpias tanto libro?


Sigue Fernando escribiendo sobre la pena del cierre de librerías y la preocupación sobre la cultura de futuras generaciones, hasta que llega a sus nietos... Ahhhhhhhh entonces se pregunta ¿No será soberbia por parte de nuestra generación, pensar que la ausencia de libros es muestra de ignorancia?