domingo, 2 de diciembre de 2012

EL MUNDO DEL ARTE

 Image
Henricus Antonius van Meegeren, natural de Holanda, Amsterdam y mas conocido como  Han van Meegeren  fue uno de los más ingeniosos falsificadores de arte del siglo XX. Hasta nuestros días se desconoce la cantidad de cuadros falsos que este pintor neerlandés habrá dejado colocados en el mundo del arte. 
 Image
El "negocio" se le vino abajo  cuando al acabar la Segunda Guerra Mundial, al incautar los bienes a los nazis, se encontró un cuadro de Vermeer en casa del mariscal Hermann Göring acompañado de una factura a nombre de Han Van Meegeren.  En principio no se pensó que el cuadro fuera falso, Meegeren fue acusado de vender bienes culturales neerlandeses y  de  colaboración con los nazis.  Asustado por el delito que le prodría suponer largos años de prisión, confesó la falsificación del cuadro y de otros muchos "colocados"  a la alta burguesía de la época. Meegeren fue condenado  a un año de prisión que no llegó a cumplir porque murió en 1947 de un ataque cardíaco.

ALGUNAS DE LAS FALSIFICACIONES DE HAN VAN MEEGEREN
 El "vermeer" del Mariscal Göring


 Image

Chico fumando. Pintado c.1922. Esta foto fue certificada como auténtica por el Frans Hals conocedor Hofstede de Groot


 Image

La Última Cena, 2 ª versión ("Vermeer") 174 x 244 cm, pintado hacia 1940-41.

 


 Image

Uno de los maestros que gustaba Han van Meegeren; falsificar o inspirarse era Frans Hals en la obra "La Bruja de Haarlem" se muestra a continuación (A la izquierda el original por Frans Hals se muestra, a la derecha es la interpretación de Van Meegeren).



 
La chica de la perla Johannes Vermeer van Delft.

La chica de la perla: falsificación atribuida a van Meegeren.


 ROBOS Y DESAPARICIONES

En 2002, un desconocido, aprovechando la llamada "larga noche de los museos", un evento cultural en el que pinacotecas y museos permanecen abiertos toda la noche, robó una escultura de Giacometti del  KUMSTHALLE DE Hamburgo. El ladrón cortó el cofre de plexiglas que protegía la escultura de metal de 32 cms de altura y la sustituyó por otra de madera pintada de negro. 

Esa noche pasaron por la sala más de 16.000 personas pero nadie se percató del cambio.  Dos días despues una perspicaz vigilante descubrió el robo. La escultura de Giacometti, valorada en medio millón de euros todavía está en paradero desconocido.

Es que, seguro que muchas personas no pueden entenderlo, pero el "deseo" de contemplar, de poseer una obra de arte, puede llevar a cometer locuras.  Una obra de "origen no aclarado" solo permite al propietario contemplarla en soledad, se convierte en una especie de "amante secreta".   Yo  misma recuerdo una noche en que fui invitada a una casa de un propietario de una galería de arte.  Acabada la cena y despues de una tertulia "mi amigo" se atrevió a abrir una cortina y nos permitió contemplar  "su tesoro oculto". Yo no estoy diciendo que en este caso fuese una obra robada, no me parece el personaje tan romántico.  Para ROMANTICO    Stéphane Breitwieser- Este chico, nacido en 1971 podríamos decir que es un verdadero "voieur artístico"
 File:Stéphane Breitwieser.jpg
 Los jueces y la prensa lo definieron como LADRON, (the Guardian lo calificó como  "el ladrón de arte más eficaz del mundo" )   -cuando confesó haberse apropiado de 239 obras de arte, valoradas en mil millones de euros, en 172 museos por toda Europa...pero analicemos los hechos:

Para desplazarse por Europa, como planificaba dar sus "golpes" cada quince días, trabajaba como camarero.
No lo hacía con fines lucrativos, el se define como connoisseur del arte. Durante el juicio declaró  
 "Me gusta el arte. Amo las obras de arte como éstas. Las reuní y las guardé en mi casa"

 A pesar del volumen de su colección, recordaba perfectamente cada pieza robada, y de hecho interrumpió la prolongada lectura de las obras robadas durante su juicio para corregir algunos detalles.

UN ROMANTICO, hasta me cae bien 

Pero no todo es romanticismo, tambien tenemos a LOS CACOS- los que van simplemente a por la pasta.  Y es que si pensamos en la parte práctica es bien fácil de comprender... Tienes, pongamos por ejemplo,  mil millones de euros ¿donde los metes? Por muy bien que los escondas siempre habrá alguien que te descubra, pero si los tienes en un cuadrito de reducidas dimensiones pero de un artista muy reconocido nadie sospecha.  Estos "cacos benefactores" te sirven el producto a un precio mucho más bajo que el real  y lo colocas en la pared. Claro que despues tienes mucha dificultad para venderlo, tienes que reducir mucho el precio porque no se puede hacer en venta pública.