domingo, 12 de agosto de 2012

SAHARAUIS, PUEBLO ABANDONADO

EL SÁHARA DE LOS OLVIDADOS اِل ساارا دي لوس اُلبيدادوس 





" Háblale a quien comprenda tus palabras "
" Kalam men yafham leklam "


(Proverbio saharaui)







En dicho emplazamiento se hallan los asentamientos y campamentos de los refugiados saharaouis en el exilio, así como el bloque del gobierno de la RASD del Frente Polisario, apoyado por Argelia.
 El pueblo saharaui dejado por ESPAÑA "a la mano de Dios" es ahora aún MAS ABANDONADO POR CUESTIONES POLITICAS

Hoy leo en FARO DE VIGO


La portavoz de Solidaridade Galega co Pobo Saharaui, Maite Isla, aterrizó ayer por la tarde en el aeropuerto de Peinador después de haber participado con un grupo de cooperantes en un visita a los campamentos de Tinduf (Argelia) €que partió el martes desde Madrid€, en la que constataron que el lugar "sigue siendo seguro", al tiempo que alertó de falta de alimentos básicos.
En declaraciones a Europa Press, esta activista gallega explicó que la labor en los campamentos de Tinduf "sigue siendo segura, porque siempre hubo seguridad", ya que "en 35 años de trabajos en los campamentos nunca había pasado nada, y el único enemigo era Marruecos". "Además, desde el secuestro de los tres cooperantes aumentaron las vigilancias", aseguró.
Según explicó, este viaje "no ha sido ninguna medida de presión contra el ministro (de Exteriores)", sino que se hace porque "esa forma tan apresurada para retirar a los cooperantes de los campamento nunca se debió hacer". Así, demandó que, "por lo menos tenían que haberle dado al Gobierno saharaui la información de por qué se hacía".
Por ello, remarcó que la cooperación "va a seguir existiendo". "Lo que no se puede es asfixiar a un pueblo a la miseria porque pueda haber amenazas de secuestro, y desde el Gobierno saharaui se tomaron medidas muy importantes para nuestra seguridad y de los campamentos", afirmó.
En el viaje emprendido el pasado martes, los cooperantes visitaron a representantes de Naciones Unidas, que les llevaron a ver los almacenes en los que se encuentran las reservas de alimentos, y "de los cinco más importantes: harina, lentejas, azúcar, cebada y aceite; en este momento, solo hay en stock para un mes aceite y cebada, del resto de elementos ya no hay nada".
Así, Isla denunció que en los campamentos "se están dando casos tremendos", porque desde que se retiraron los cooperantes "se dio un caso de un niño muerto por falta de nutrición".
Visitas de familias
Además, Maite Isla remarcó que ahora Solidaridade Galega co Pobo Saharaui va a preparar el viaje de las familias de acogida para el mes de diciembre a Tinduf, con el fin de que conozcan a los familiares biológicos de los niños que han tenido en sus casas.
A este desplazamiento espera que "vaya mucha gente para que la gente vea con sus propios ojos el desastre humano que está ocasionando la retirada de cooperantes".





Los cooperantes garantizan la seguridad de los campamentos

  La delegación del movimiento prosaharaui que ha estado tres días de visita en los campamentos de Tinduf (Argelia) ha opinado a su vuelta que la seguridad en esa región está garantizada y ha pedido al Ministerio de Asuntos Exteriores que reconsidere su consejo de que las ONG no vuelvan allí por ahora.

 

El secretario de Estado de Cooperación Internacional, Jesús Gracia, ha considerado "una irresponsabilidad" decir que los campamentos de refugiados saharauis son una zona segura

 Desde hace más de 30 años, más de doscientos mil saharahuis, en su mayoría mujeres y niños, viven en campamentos de refugiados en una remota zona del desierto argelino. El Sáhara Occidental fue ocupado en 1975 por Marruecos, lo que trajo consigo la persecución y el éxodo de la población saharaui. Desde entonces, los refugiados viven en condiciones precarias, asentados en los campamentos que ellos mismos han levantado en Tinduf (Argelia).
Estos refugiados vienen de un mundo libre, pero las condiciones les obligaron a preocuparse de su supervivencia y sus necesidades básicas.


Refugee Camp

 Y de repente todas estas declaraciones de PELIGRO, sin argumentos recuerda la celebre frase de

Shakespeare

"Algo huele a podrido en..."