jueves, 31 de diciembre de 2015

El colectivo Os Niguéns pasará la Nochevieja cenando en las escaleras del Marco





YO ESTARÉ AHI- GRACIAS POR LA INVITACIÓN. LLEVO SIDRA

Si conocéis a alguien que pueda querer venir y no use teléfono, podéis decirle, que directamente aparezca a las 11.30 de la noche en el MARCO: que pueden traerse la cena que deseen tomar, y en caso de no poder llevarla, que habrá allí más que suficiente para compartir, que se anime a venir sin problema.
Agradecemos a la RSP su implicación con el acto ya que se están encargando prácticamente de toda la organización.
Aclaración: Nos han preguntado por privado si este acto del 31 es una crítica a la labor de los colectivos asistencialistas. No lo es: no dudamos de la buena intención de los voluntarios que sirven comida en los comedores y que se esfuerzan porque pueda haber mejor calidad para que se disfrute de una cena especial: en absoluto es eso.Es una crítica generalizada a lo vacío del costumbrismo de estas fechas, en las que mucha gente sin un duro se ve “presionada” para acudir a alguna celebración por no estar solo en la que ha de escoger un atuendo elegante, llevar un postre, o intercambiar un regalo, fijándose la atención en lo especial que será la comida, el vestido, el peinado… 

lo que queremos es demostrar a nuestros compañeros que no tienen por qué adaptarse a un ambiente que para ellos es irreal porque no les importan un comino estas historias, y las sienten lejos, sino que consideramos que hay que centrar la atención en su propia persona, su compañía y su capacidad de denunciar la situación que está viviendo. Porque estamos todos en el mismo saco y no nos importa nada ponernos un chándal y cenar a la lluvia si hace falta, pero con ellos, compartiendo unos bocatas que es lo que iban a cenar. En estas fechas se abusa de los significantes vacíos y de centrar la atención en cosas superfluas, sin importancia y que desde luego no van a cambiar su situación. Es un gesto de cariño empezar el año a su lado, es donde sinceramente queremos estar. Para nada una crítica a quien intenta que esa noche, personas desfavorecidas cenen mejor, ni a quienes disfruten de una fiesta alegre con sus familias. No es nada de eso. Nos alegramos que celebréis, nos alegramos de que a parte de la ciudad le vaya bien.

 No hay condescendencia en este acto.Simplemente proponemos una celebración diferente, para demostrarles que entendemos que una persona no es un vestido, un peinado, una comida elegante: que queremos recibir el año con nuestros compañeros, tal y como son, tal y como iban a cenar, sin artificios, sin distracciones, porque no valen lo que parecen, sino quienes son. Y que nada nos separa, en realidad.

OS NINGUÉNS