sábado, 27 de julio de 2013

LA MUJER Y LA BATA

Lo del terrible accidente ferroviario que acabamos de sufrir en Galicia, aparte de la tristeza, me lleva a la reflexión de la bata.
Me di cuenta por los comentarios de los periodistas, que les llamaba la atención LA MUJER EN BATA.  La primera vez que me "percaté" del hecho como algo especial fue con el documental de Claudia Brenlla "Bata for fóra, muller por dentro". Comentó ella que estaba rodando un documental en la Isla de Ons y le llamó la atención que "absolutamente todas la mujeres que entrevistó llevaban bata" e inmediatamente pensé "Para que te llame la atención eso, tienes que ser de fuera, o venir de fuera, o..." Durante un tiempo pensé si la rara era yo para que eso lo considerara algo tan normal como que el sol salga por el este




Y no es tan fácil llegar a una conclusión. Yo vengo de las batas  de boatiné y del babi.  Aquellas imágenes de la mujer con rulos y la bata rosa, símbolo de la cotilla y de cierto mundo gay y el babi, "me compré un babi monísimo"- escuchaba yo a las amigas de Lara la modista. El babi era como la bata pero en fino, es decir una mujer  si iba con el babi a comprar el pan tenía que disculparse "uy tengo tanta prisa que no he tenido tiempo para sacarme el babi" pero la bata no, una mujer no tiene que disculparse ni ante un ministro por llevar bata


Y si seguimos pensando ¿Ha sustituido la bata al pañuelo?



Pues en cierta forma puede que si. No creo que la pañoleta significase sumisión como opinan algunos, pero si era símbolo de unas costumbres ancestrales como "guardar luto para toda la vida" en cambio la bata significa "aqui estoy yo",  el demostrar al mundo el carácter de una mujer que ha tenido que hacer frente a la vida, muchas veces sola.


La mujer que cuida del campo, de su casa y de sus hijos


La que pelea contra el mar

 Si volvemos al accidente vemos que ocurrió ya entrando en Santiago de Compostela y 


De esto hablo