domingo, 24 de abril de 2016

HASTA EL INFINITO Y MÁS ALLÁ, REBELIÓN!

Desobediencia ante el impuesto al sol

 Leo hoy en la Voz de Galicia que decenas de instalaciones domésticas de autoconsumo eléctrico están fuera de la ley, es decir, se han rebelado contra el IMPUESTO AL SOL. 

Cuando leo noticias como estas me solidarizo inmediatamente, me sale de dentro ese concepto de libertad, entendida a mi forma, puede ser, pero me gusta. Muchas cosas en la vida provienen de la niñez, seguramente a mi Guillermo Brown "el proscrito" me ha marcado...

Guillermo Brown, once años, pelo perpetuamente desgreñado, ropas delatoras de un ejercicio físico que no repara, claro, en la pulcritud que siempre exigen los adultos. Capitán por aclamación diaria de los Proscritos, pirata, piel roja, explorador, detective, caníbal… 


«-A propósito, ¿quién era Shakespeare? -preguntó de pronto Guillermo.
-Un poeta -contestó Douglas-. Y bueno, vivió y murió.
-¿No hizo nada?
-Escribió poesía.
-Eso no es "hacer" -dijo Guillermo con desdén-. Yo sé hacer poesía; quiero decir si no "peleó" o algo así».