martes, 19 de noviembre de 2013

Una app hecha en Vigo para comunicarse con todo el mundo


                      vigo enreda. la ciudad en internet


Una app hecha en Vigo para comunicarse con todo el mundo



La viguesa Eva Elorrieta y el chino Long Long Yu crearon Pictoson, aplicación que ha recibido un premio internacional

19 de noviembre de 2013

Durante un viaje al desierto de Marruecos, la viguesa Eva Elorrieta se topó de bruces con el muro de la incomunicación, porque a pesar de saber hablar inglés, francés y castellano y poder escribir y leer en árabe, le resultaba imposible entenderse en un dialecto bereber con los habitantes del pequeño enclave rural en el sur este del país. Como se ha hecho toda la vida cuando esto pasa, acabó entendiéndose por señas, utilizando las manos, los gestos y los dibujos, pero lo importante de la experiencia en la que se sintió tan aislada es que le llevó a una reflexión que años más tarde se ha convertido en una aplicación para móviles y tabletas que pretende dar solución a casos como el suyo y muchas cosas más. 

Porque al tiempo, comprobó que en aquel pueblo los niños tenían pocos medios para estudiar y aprender. «Si las imágenes son universales, quizás las podríamos unir a grafías y pronunciaciones», se dijo. Entonces le preguntó a su amigo y colega Long Long Yu, ingeniero de Telecomunicaciones (que estaba entonces en la Universidad de Vigo y ahora en la de Barcelona), sobre la posibilidad de crear una aplicación educacional y también de ocio, en viajes, basada en esta idea. Y le respondió que sí. Dos años más tarde, fruto del trabajo conjunto, nació Pictoson, una aplicación «gratuita, social y colaborativa destinada a mejorar la comunicación entre la gente que funciona como un sencillo diccionario sonoro multilingüe», explica.


Elorrieta, licenciada en Ciencias Políticas por la Universidad de Santiago, tiene experiencia en diferentes sectores. Textil, construcción o espectáculos han sido algunos en los que ha trabajado, pero también se ha formado en soluciones y desarrollos para software. Desde Londres, donde acaba de ser fichada para una plataforma de contenidos digitales, añade que les gustaría que su aplicación se utilizase donde no hay recursos lingüísticos y educativos. Llevar alta tecnología a donde no tienen ni para lápices parece difícil, pero no tanto si tenemos en cuenta que Pictoson ha sido uno de los trece proyectos ganadores del concurso Global Apps to Empower, dotado con un premio de 10.000 dólares. En este proyecto se han unido empresas y entidades como United Nations Office for Partnership, American Digital University o Datawind. Esta última desarrolla un proyecto en India para poner en el mercado tabletas a 29 libras y el primer lanzamiento será de 14 millones de dispositivos. Estas tabletas contendrán la aplicación de la viguesa y otras destinadas a ofrecer herramientas para el desarrollo educativo de mujeres y jóvenes. El secretario general de Naciones Unidas, Ban-Ki Moon, ha manifestado sobre este plan que «el desafío es contrarrestar las diferencias tecnológicas y crear puentes. Necesitamos hacer más para ayudar a que puedan aprovecharse de las oportunidades que ofrece la tecnología especialmente los que todavía no están conectados a la revolución digital».


Pictoson, que por ahora y desde hace un año está disponible para Android, traduce pictogramas a 22 lenguas resolviendo a través de audio e imagen problemas de comunicación. Pero continúan intentando mejorarla. Elorrieta y Yu indican que además de diseñar un pasatiempo de aprendizaje rápido, les gustaría desarrollar 42 categorías más a través de una plataforma para la que necesitan obtener apoyos. Por ahora, la app «sigue evolucionando», indica Elorrieta, creadora del proyecto.