jueves, 22 de noviembre de 2012

Perin del Vaga





Florencia 1501 - Roma 1547
Su nombre de pila era Pietro Bonaccorsi. Aprende los secretos de la pintura en su ciudad natal en el taller de Ridolfo Ghirlandaio, donde entra como discípulo de un pintor conocido como Vaga.


 A los dieciséis años se traslada a Roma y entra en contacto con Rafael, quien le contrata para trabajar en la decoración de las logias Vaticanas. En esta época trabajó con Giovanni de Udine en la decoración de los murales de la Sala de los pontífices en el Vaticano. De forma independiente se hace cargo de la decoración del salón del Palacio Baldassini. En esta obra, a su estilo personal añade las influencias que asume de Rafael, Peruzzi y Giulio Romano.


 En la década de los años veinte regresa su cuidad natal y conoce a Rosso Fiorentino, a quien le une una estrecha amistad. A esta época pertenece su cartón de los Diez mil mártires. Hacia 1527 es contratado por Andrea Doria para decorar el palacio de Fassolo en Génova. Este trabajo le convierte en uno de los decoradores favoritos de la nobleza. En estos años se encarga, por otra parte, de pintar cartones para tapices. Cuando vuelve a Roma se convierte en uno de los pintores más prolíficos para el Clero. En este tiempo abandona la frialdad de la etapa genovesa y realiza composiciones más cálidas que se identifican con las creaciones de Miguel Angel

Ref- Arte Historia