jueves, 10 de mayo de 2012

 12. Natura morta del sabatot, 1937 Oli damunt tela 81,3 x 116,8 cm The Museum of Modern Art, Nova York. Donació de James Thrall Soby, 1970 © Successió Miró, Palma de Mallorcac

Joan Miró en Washington

Reconocido como uno de los más grandes artistas modernos, Joan Miró (1893-1983) desarrolló un lenguaje visual que refleja su visión y energía en una gran variedad de estilos y a través de muchos medios de comunicación. Ahora, Joan Miró. La escalera de la evasión, una de las exposiciones más importantes de su figura, viaja a la Galería Nacional de Arte de Washington (Estados Unidos) para dar a conocer al público estadounidense su apasionada carrera.

Las primeras salas exploran los vínculos con su Cataluña natal, en especial con la masía familiar de Mont-roig, así como la inflexión que supuso su estancia en París y la liberación creativa del surrealismo. Es el momento en que pinta La masía (1921-1922), que perteneció a Ernest Hemingway, amigo de Miró, o de la secuencia Cabeza de payés catalán (1924-1925).

En la sección central de la exposición, el drama de la Guerra Civil española se refleja en el nuevo lenguaje pictórico del artista. Las tensiones que derivaron en el conflicto provocan las protestas más explícitas de Miró en obras como la serie de Pinturas salvajes (1934-1936), o la Naturaleza muerta del zapato viejo (1937). Exiliado en París, por encargo del Gobierno de la República, Miró, realiza Aidez l'Espagne y pinta El Segador (Payés catalán en revuelta) (1937) para el Pabellón Español de la República de la Exposición Internacional de París, donde convive con el Guernica de Picasso. El estallido de la Segunda Guerra Mundial provoca respuestas más íntimas como las célebres Constelaciones, serie desarrollada entre 1940 y 1941 y otras más perturbadoras como la Serie Barcelona (1944), el comentario plástico de Joan Miró a la Guerra Civil.

La última sección de la muestra examina los últimos años de la dictadura franquista, cuando las pinturas monumentales de gran impacto contemplativo se contraponen a su consciencia del poder rompedor de medios pictóricos más violentos. Durante el régimen franquista, Miró trabajó en España en una especie de exilio interior, mientras en el extranjero crecía el reconocimiento hacia su obra.

Joan Miró (Barcelona 1893-Palma 1983) es uno de los artistas más representativos de su época. Desarrolló un lenguaje surrealista de símbolos que sugiere un sentimiento de libertad y energía singulares a través de un imaginario fantástico y de colores vivos. Considerado a menudo precursor del expresionismo abstracto, su trabajo es admirado por el espíritu sereno y colorista que desprende.

Fecha: hasta el 12 de agosto.
Lugar: Galería Nacional de Arte. 4th and Constitution Avenue NW, Washington, DC 20565. Estados Unidos.
Horario: de lunes a domingo de 10.00 a 17.00 horas. Domingos de 11.00 a 18.00 horas.