miércoles, 25 de mayo de 2016

España no entrega a EE.UU al "marchante" de Parga



Este hombre de la foto, José Carlos Bergantiños, es uno de esos gallegos bajitos que dejaría boquiabierto a cualquier héroe de la picaresca espeñola. Coleccionista de Warhols, Mark Rothko, De Kooning o Jackson Pollock y amigo de Baskiat, se convirtió en  un filántropo y era recibido por políticos y millonarios en Los Estados Unidos y resto del mundo

Este  personaje,  ha compartido vida durante más de treinta años con Glafira Rosales, intermediaria de la galería norteamericana Knoedler. Glafira empezó a exportar cuadros de pintores estadounidenses desde Méjico a principios de 1993, a USA, porque según decía un mejicano había comprado mucho arte directamente a los artistas en la década de 1950 y ahora necesitaba venderlo 

En  2007, el  financiero belga Pierre Lagrange compró un Pollock por  17 millones de dólares y Jack Levi, ex director de Goldman Sachs compró otro Pollock por dos millones. El problema surgió cuando el belga trató de vender la obra en Chistie´s y fue rechazado por falso. Los expertos confirmaron que el cuadro había sido pintado en 1970 y Pollock murió en 1956

Las autoridades americanas piden la extradición del falsificador pero la Audiencia Nacional Española ha dicho que el enjuiciamiento de los hechos podría seguirse ante los tribunales españoles, con un nivel de éxito similar al que pudiera tener ante los tribunales americanos