sábado, 2 de mayo de 2015

Théodore Rousseau








Théodore Rousseau (1812-1867)

Théodore Rousseau recibe lo esencial de su formación del pintor neoclásico Jean-Charles Rémond y de sus sesiones de trabajo en el Louvre, donde copia en particular los paisajistas del XVII, Claude Lorrain, Hobbema o Ruysdael.
En 1847, Rousseau se instala en Barbizon, a orillas del bosque de Fontainebleau. Aunque se acumulen los rechazos del Salón, es entonces muy conocido, apreciado y admirado entre los pintores. El reconocimiento del Estado llega en 1848, con el encargo de una obra importante, Linde de bosque, sol poniente (París, museo del Louvre). A pesar de su nueva fama, Rousseau permanece en Barbizon, saliendo solo del pueblo en escasas ocasiones. "Hombre de los bosques", como le gusta decir, no puede vivir mucho tiempo alejado de su campo de estudio, él que solo se dedica al paisaje.


Recepción