sábado, 16 de mayo de 2015


El mercado de O Calvario cambia la lura por el arte

La plaza abrirá mañana sus puestos a decenas de artistas que venderán su obra
vigo / la voz, 16 de mayo de 2015.
Las pescantinas llevan décadas practicando el arte de la venta al por menor. Vendedoras ajenas al mundo de los community manager, se manejan como nadie en las redes sociales del mundo real, el que funciona con el tú a tú a grito pelao. Pero por un día, y por segundo año consecutivo tras el éxito de la edición anterior, su espacio de trabajo diario es «invadido» por un grupo de artistas que presentarán al público sus creaciones, que no se comen, pero alimentan el espíritu.
Eso que los expertos llaman el mercado del arte, refiriéndose al negocio que genera la compra-venta de creaciones artísticas, en Vigo es una cosa literal. El mercado del arte es en lo que se convierte el de O Calvario, la plaza de toda la vida, durante toda la jornada de mañana, domingo, 17 de mayo, Día das Letras Galegas, desde las 11 de la mañana a las 10 de la noche.
El colectivo No todo el Pescado Está Vendido, promotora cultural que llevan Alba Sánchez y Esther López, respalda la realización de este evento que combina la exposición artística con la venta.
Fotógrafos, pintores, ceramistas, serigrafistas, libreros o escultores mostrarán sus creaciones donde habitualmente hay chocos, luras, chinchos o merluzas. Paralela al mercado habrá una completa programación cultural, que dinamizará la zona peatonal de Urzaiz en O Calvario, durante todo el día. Entre las propuestas, la presentación del cuento infantil El duende de las lenguas, de Franchesca Día Silva (12 y 18h.) ; conciertos de 2uS (13.00h.)y Camarada Nimoy (20.30h.), proyección de cortometrajes y del documental Asolagados, (16.30h.).
Uno de los principales reclamos del programa paralelo al mercadillo es la exposición que el vigués Pedro Sardiña instalará en la plaza de abastos. Además, también usará la fachada del mercado para hacer una intervención artística.
Es una vuelta de tuerca a los mercadillos tradicionales. «Para empezar, se desecha la idea del producto de calidad cuestionable, de segunda mano o sobrante: en el Mercado da Arte se vende, como su nombre indica, arte. Es decir, creatividad, calidad, originalidad e individualidad», explica Esther Alba añadiendo que también pretenden romper la barrera del elitismo. Una de las novedades de la segunda edición del Mercado da Arte será que todos los artistas que formarán parte de la iniciativa pintarán un cuadro de forma conjunta: la obra se sorteará repartiendo rifas entre todas las personas que compren en el mercado