domingo, 19 de mayo de 2013

Heinrich Bürkel




Nació en 1802 en Pirmasens en Bavaria, Alemania. Hijo de un comerciante que quería que su hijo siguiera con el negocio. Heinrich se dedicaba a hacer dibujos desde niño y a los once años fue detenido por hacer una caricatura de Napoleon.  Su imaginación y propensión al humor fue un tema recurrente  durante toda su carrera artística, lo que contribuyó a su enorme popularidad.

A los  20 años se tomó en serio su carrera y se fue a estudiar pintura en Munich, Schleissheim y en los Paises Bajos.  En 1827 hizo su primer viaje a Italia y posteriormente viajó a ese país cuatro veces, quedándose alguna vez hasta dos años. 

Su carrera fue larga y prolífica, realizó mas de 1000 cuadros.  Formó parte del movimiento Romántico de mitad del siglo diecinueve, tendencia que nació en reacción a las nuevas ideas que estaban cambiando la vida y la naturaleza. 

Durante más de 30 años fue rechazado por la Academia de Arte de Munich, pero en  1858 fue nombrado miembro honorario.  Participó en las Exposiciones Universales de Londres en 1862 y la de París de 1867.  Murió en 1869