viernes, 24 de mayo de 2013

EL CASO DEL CONJURO


¿Y quien es ella? Al conocer esta historia- totalmente verdadera- lo primero que pensé fue eso ¿Quien es ella?

 AGUILAEl ex-presidente del Club de Futbol Castellón se enamoró perdidamente de una mujer. Este hombre José Laparra


lo intentó y lo intentó, pero no conseguía su sueño, así que decidió ponerse en manos de una pitonisa. Aqui, en mi  opinión, es donde está el fallo, recurrió a una profesional de Magallón en lugar de haberse puesto en contacto con UNA MEIGA. La pitonisa le ordenó llenar una bañera,  poner flores y despues de  40 días de maceración lavarse con esa agua. Una vez hecho eso rebozarse en tierra de cementerio


!Que el amor es algo más sutil señores! Este caso necesitaría "un meigallo" no un conjuro.  "Unha atadura"- Jo! algo tan claro que se lo hubiera hecho yo misma...pero nada, este hombre fue de listo,  le costó "La asesora personal-coatching", que así se anunciaba, 140.000 euros y no consiguió nada...




 Pero viendo como acabó la historia, me alegro de no haber hecho este meigallo, ninguna mujer se merece un individuo como este. José Calasparra, en lugar de analizarse el grado de tontería y darse golpes contra las paredes, optó por una conducta mafiosa y se presentó en casa de la pitonisa con cuatro "amigos" y una quinta persona que les esperaba en un coche y que se hacía pasar por policía. La "señorita coatching" había utilizado sus poderes de adivina y ya había avisado a la guardiacivil- La bruja de Magallón fue encontrada debajo de la cama, el dinero en distintos escondrijos y el "amante frustrado" imputado por "presunto" allanamiento de morada, amenazas, extorsión, pertenencia a  grupo criminal y usurpacion de funciones de funcionario público"



Cantemos...
 Por el mismo rey del moro no me cambiara yo, que no tengo ná y lo tengo tó". ...



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Que hay páginas estupendas, sin duda, pero la tuya, se lleva la Palma de Oro. No tiene desperdicio, entre tus historias, tan bien cotadas, el arte, con sus protagonistas, rebosa cultura por toda ella, una enamorada de esta cada vez que entro, aprendo más y más, eres u pozo de sabiduría, tan grande como tu bondad. Hay que quererte, quien no te quiera no merece ni una mención, si, una, la estupidez, que no tiene cura. Como cura no tiene el panolis de la bruja y su conjuro. ¡Vivir para saber y ver! Os imagino de tertulia o tal vez diciéndoos adiós, ya que al mirar el reloj, me he dicho, tú siempre en el noctambulismo. Hasta pronto. Bicos. T

Jesús dijo...

Pues sólo hay que encender la tele (mala idea) en la madrugada (idea mucho peor), para ver la cantidad de videntes que hay, o sea que mercado tienen...
Eso si, aunque hace tiempo que no zapeo por esos canales, nunca he visto una meiga...ahí hay un nicho de mercado por cubrir!!
Saludos