miércoles, 13 de julio de 2016

LUXOR



Pincha en este enlace para ver un magnífico documental de TVE sobre Egipto
http://www.rtve.es/alacarta/videos/el-rio-de-la-vida/rio-vida-luxor/3031224/

 En el año 672 a.C., con el saqueo de Assurbanipal, comenzó la decadencia de la gran ciudad de Tebas. Esta había sido la legendaria capital del imperio durante varios siglos, famosa en todo el mundo y llamada por los griegos "Tebas de las cien puertas". Una ciudad espléndida, destruída por los  Ptolomeos, los nuevos soberanos de Egipto, que pensaban de este modo sofocar  el sentimiento nacionalista que se oponía a su estirpe.  Durante la dominación romana, Tebas era ya una ruina- Durante los primeros siglos de la nueva era,  entre las ruinas se instalan comunidades coptas que convierten los  santuarios de los dioses tebanos en iglesias cristianas y más tarde llega el turno de las mezquitas. En Luxor el único testimonio de su grandiosos pasado es el templo que los antiguos egipcios conocian como "Harén de Amón en el sur". Templo construido por Amenofis III, ampliado por Tutmosis III y terminado por Ramsés II


Al llegar vemos los colosos de granito sentados en su trono y los dos obeliscos que flanquean la gran puerta a los lados de los mástiles rematados por banderolas  y las cuatro estatuas de granito rosado
El templo de Luxor estaba unido al de Karnak por una gran avenida procesional flanqueada por esfinges con cabeza humana. La avenida acababa en la entrada  del templo de luxor, señalada por el gran pilono  levantado por Ramsés II, que presenta un frente de  65 m. y está ornamentado con bajorrelieves que ilustran escenas de las campañas militares del faraón contra los hititas


Muro de la sala hipóstila del templo de Luxor, transformado en la época romana. 
                                    Amón y Mute

Amenofis III ordenó a su arquitecto Amenhotep la construcción de un templo completo, santuario de la barca, sala de ofrendas y antecámara. Todo precedido de una sala hipóstila abierta "un patio solar", rodeado por tres de sus lados de una doble hilera de sesenta y cuatro columnas papiriformes