domingo, 10 de julio de 2016

KARNAK



Karnak, el mayor templo jamás construido. Está dedicado a Amón, su consorte Mut y su hijo Jonsu. Lugar de peregrinaje durante casi 2000 años



 La majestuosa avenida flanqueada por esfinges con cabeza de carnero, que conduce al primer lilono del templo de Karnak. La crioesfinge simboliza al dios Amón. identificado con el carnero, que protege al faraón,  reproducido  entre las patas delanteras del animal. Existían otras avenidas de crioesfinges, una de las cuales  enlazaba con la avenida de esfinges con cabeza humana que venía desde el templo de Amón en Luxor
+
 La sala  hipóstila, considerada como uno de los ejemplos más maravillosos de la arquitectura egipcia. Las  134 columnas tienen una altura de 23 metros, con capiteles papiriformes abiertos y una circunferencia de aproximadamente 15 metros. La nave central, empezada hacia 1375 s. C. por Amenofis III, quien la concibió-- como una sencilla columnata que conducia al  santuario de Amón, tiene una altura diferente de las laterales- precisamente este desnivel ha permitido la introducción de vanos con celosía, que crean en el interior un sutil juego de luces y sombras.

Además, aparte del santuario principal, hay varios templos pequeños y un gran lago sagrado. El lago estaba rodeado de habitaciones y almacenes para los sacerdotes y contaba con un gran aviario


Los egipcios creían que cuando finalizaba el ciclo anual agrícola, tanto los dioses como la tierra quedaban exhaustos y necesitaban energía del cosmos. Para conseguir esta regeneración se celebraba un gran festival. Duraba 27 días  y se festejaba la unión del faraón y el dios Amón. La procesión comenzaba en Karnak y finalizaba en el templo de Luxor (2,4 kilómetros)
La estatua de Amón se bañaba con agua sagrada, se vestía con ropa de lino y se adornaba con joyas de oro y plata. Los sacerdotes la colocaban en la barca sagrada y la transportaban a hombros, así salía del templo  moviendose entre la multitud. Los soldados nubios tocaban los tambores y los músicos acompañaban a los sacerdotes, cantando y llenando el aire de incienso. Al entrar en el templo, en Luxor, se celebraba la ceremonia de transmitir la energía cósmica al faraón. La gente gritaba  y celebraba la garantizada fertilidad de la tierra. 
  Durante el festival se repartían más de 11.000 barras de pan y mas de 385 jarras de cerveza y a la gente se le permitía entrar en el templo para hacer preguntas a los dioses. (preguntas que eran respondidas por los sacerdotes, a través de unas celosías en los muros)
 




                        Pinedyem I
 La colosal estatua, de 15 metros de altura, de Pinedyem, gran sacerdote de Amón en Tebas y faraón de  la XXI dinastía, llamado "tinita"


Estatua de Tutankamón, como Amón, en el templo de Karnak.


 A comienzos del Imperio Nuevo Amón fue considerado  el dios dinástico, por la devoción que profesaban los faraones tebanos, y asi fue eclipsado el predominio del dios gerrero Montu. Los sacerdotes de  Amón se convirtieron en el sector más influyente de la sociedad agipcia, llegando a enfrentarse la faraón  Amenhotep IV.  Amón-Ra, el rey de los dioses adquirió un carácter universal