miércoles, 6 de julio de 2016

FILE




En la isla sagrada, dominio de la diosa Isis, se alzan las columnas y pilares del TEMPLO DE FILÉ.  Este templo es uno de los tres edificios religiosos tolomeicos que mejor se conservan, junto con los de Edfú y Dendera. 
Antiguamente File se encontraba en la margen oriental del Nilo, en el rincón de una pequeña bahía, y tambien en la extremidad sur de la primera catarata. Otros dos islotes, el de Biga, hoy en gran parte sumergido,  era un lugar sagrado porque era el lugar del sueño eterno de Osiris y por lo tanto prohibido a todo ser humano. A el solo tenían acceso  los sacerdotes, que llegaban en barca desde File y celebraban sus sagrados ritos sobre las 360 mesas para ofrendas que indicaban el lugar de la sepultura de Osiris. A su esposa Isis, que con la fuerza de su amor había reunido sus miembros esparcidos y los había resucitado, estaban dedicados los tempos que surgían en File.

Los egipcios, en la antigüedad, debían peregrinar, al menos una vez al año, a la isla sagrada y dedicarle culto a la diosa. Los sacerdotes encargados del culto fueron alejados en el 535 s.C. durante el reinado de Justiniano.

Hacia 1898 la isla Sagrada emergía de las aguas durante dos meses al año. Con la construcción de la antigua presa de Asuán, las aguas del lago artificial  no permitían la visita a la isla más que dos meses al año. Con la construcción de la Alta Presa  se pensó que la presión de las aguas erosionarían totalmente los templos, por ello, desde 1972 hasta 1980, los templos fueron desmontados piedra a piedra y reconstruídos en el lugar donde se encuentran hoy en día. 

El conjunto de los tempos comprende el pabellón de Nectanebo, el monumental templo de Isis con sus anejos, el pabellón de Trajano y el templete de Hathor.


La mayor parte de las decoracioones de File se refieren  a ritos sagrados y tributos a los dioses, uno de ellos se aleja de esta temática por lo original y atípico. El motivo se encuentra en la llamada puerta y bastión de Adriano, un edículo que data del tiempo de los Antoninos y está situado en el ala occidental del Templo de Isis, a la altura del segundo pilono. En el interior de la puerta, sobre la pared norte, un relieve muestra como los antiguos egipcios se imaginaban las fuentes del Nilo, en el Hapi, manifestación de la inundación fecundadora del Nilo. El dios está dentro de una caverna, rodeado por una serpiente, y en cada mano ostenta un vaso del que brota el agua. Los antiguos egipcios creían que las fuentes del Nilo se encontraban  en las proximidades de la primera catarata, cerca de una montaña llamada MU-Hapi


Los ritos anuales en honor del dios los celebraba el faraón mismo y empezaban a mediados de junio, cuando las estrella Sotis daba inicio a la crecida del río


File representa la síntesis perfecta de las civilizaciones egipcia, griega y romana; aquí arquitectura y diseño se compenetran  a la perfeccion.