miércoles, 10 de febrero de 2016

UN JUEZ MALTRATA A UNOS MUÑECOS


Hoy me acordé de aquel chiste antiguo... Va Oto paseando por la calle, triste y cariacontecido y se encuentra con su amigo Antonio. ¿Que te ocurre? Le pregunta. Oto, con un hilo de voz le dice que ha descubierto que su mujer retoza con un vecino. A la semana siguiente Antonio lo vuelve a encontrar, pero Oto ahora es un hombre feliz. ¿Has arreglado tu asunto? Le pregunta. Si, "les he sacado el sofá donde jugaban"- Dice


Pues ha ocurrido algo parecido. He visto la salida de prisión de los titiriteros. A instancia del fiscal, el juez ha autorizado su puesta en libertad, pero les han quitado los pasaportes y tendrán que firmar todos los días. Lo que me hizo recordar el chiste fue "que non podrán reincidir porque han requisado los muñecos y el letrero"
El asunto ya sale en la prensa internacional


Y cuidado con la chufla y  la ironía

La policía identifica a un joven disfrazado de titiritero en Ourense

El implicado participaba en el carnaval y llevaba un cartel con el mismo lema que el de la función de los artistas encarcelados en Madrid



¿Donde va a parar todo esto?