domingo, 7 de febrero de 2016

PRESOS POR un inexistente enaltecimiento del terrorismo


"La consejera delegada de 'Madrid Destino' y yo misma fuimos al juzgado de guardia y pusimos una denuncia contra la empresa de títeres por no cumplir el contrato al no ser una obra destinada hacia un público infantil", cuenta Celia Mayer.

Mi opinión es que Celia Mayer tendría que dimitir por "incoherente".  No se puede presentar una denuncia y despues de ver la reacción en las redes sociales querer quitarla. Sería necesario tomarse un tiempo para estudiar el asunto antes de actuar.

Cuando yo escuché las primeras noticias sobre este asunto me indigné ¿Como se puede hacer un espectáculo de este tipo para niños? Me pregunté.  Sigo pensando lo mismo, no creo que sea una obra adecuada para menores, pero otra cosa son las consecuencias. 

¿En que país estamos? Unos titiriteros han sido detenidos por exhibir,  uno de sus muñecos,  un cartel que decía "GORA ALKA ETA". 

"LA BRUJA  Y DON CRISTOBAL"  es una obra protagonizada por una bruja,  que representa a las personas de mala reputación pública,  Esta se ve en la situación de enfrentarse a los cuatro poderes que mandan en la sociedad: La propiedad, la religión,  la fuerza del estado y la Ley. La protagonista ve interrumpida su vida por la aparición del propietario, que es el dueño de su casa, y  que aprovechando la ocasión decide violar a la bruja, pero en el forcejeo la bruja mata al propietario. La bruja se queda embarazada y nace un niño, entonces aparece la religión, encarnada en una monja que quiere quitarle al niño. Se enfrentan y la monja muere y es cuando aparece La Fuerza del Estado en forma de policía que golpea a la bruja y la deja inconsciente.... Y  SE CONSTRUYE UN MONTAJE POLICIAL- LE COLOCAN UN CARTEL DE "GORA ALKA ETA"  encima del cuerpo, para acusarla ante la ley.  Aparece el Juez que acusa y condena a muerte a la bruja. Cuando la van a ahorcar el juez mete la cabeza en la soga para probarla y la bruja lo ahorca.


Ahora que cada cual juzgue, yo simplemente SIENTO VERGÜENZA ante esta AFRENTA A LA LIBERTAD DE EXPRESION