sábado, 7 de junio de 2014

¿Que ha sido de Garaloces?


Hoy he comprado en nuevo  libro de Jonas Jonasson...el de "el abuelo que saltó por la ventana y se largó". El nuevo se titula "la analfabeta que era un genio de los números". Aún no he comenzado a leerlo pero no se el porqué -me acordé de Garaloces...

Ya se sabe que Galicia es la tierra del minifundismo. Creo que lo han prohibido, pero hasta ahora se repartía, y se volvía a repartír, así indefinidamente. Así que un padre poseía un "ferrado de tierra", este sería heredado por sus hijos (que hasta el siglo XX, solían ser muchos)...lo cual conducía que los herederos llegabamos a conseguir parcelas de 40 metros cuadros... y como el mundo es para los listos Garaloces se percató de este hecho y fue comprando estas parcelitas. ¿Y que ocurrió con el "boom inmobiliario"? Pues cuando los promotores se dieron cuenta que podrían hacerse millonarios con la construcción comenzaron a comprar terrenos pero siempre se encontraban con Garaloces. Apenas había ido a la escuela, pero no le hacía falta, era hábil con los números. Las negociaciones con él eran más duras que con Putin.

Las cosas le iban tan bien a Garaloces que se trasladó a la ciudad, se compró un 4L viejo, hizo un gran letrero sobre una tabla de madera, escrito a mano-"MOVILIARIA GARALOCES"- y lo ató sobre la baca del coche. Como era un hombre de iniciativa, a continuación alquiló un local- en el que colocó el mismo rótulo. Aunque tenía este letrero en la puerta


 el local siempre estaba cerrado.  Si alguna vez un posible cliente acercaba la cabeza, podía ver a través de la cristalera un vater
en medio del local, que servía a Garaloces como soporte de carteles como este
ALQUILASE O VENDESE PISO EN RÚA REAL-INTERESADOS PRESENTESE X EIQUI

Los domingos sacaba un Mercedes Benz descapotable para pasear a su novia Sara.


Garaloces que era pequeño y rechoncho,( bueno, supongo que lo será siendo),  se buscó una moza grande, rubia de frasco y con dos buenas tetas.


 La enseñaba como un trofeo, llena de joyas y con vestidos llamativos. Sara, una mujer de aspecto saludable, hasta podía "dar el pego" mientras no hablaba, pero cuando lo hacía decía cosas como estas: Si, ya sé que soy una chica grande, ya me han dicho alguna vez que soy altanera"...o "No es que no haya trabajo, es que los chicos no quieren trabajar, son unos "vajos"

No sé que ha sido de Garaloces con esto de LA CRISIS