domingo, 13 de abril de 2014

CONSTANT TROYON






 Francia
Sèvres 1810 - París 1865
Trabajó en la fábrica de porcelana de Sèvres, donde pintaba las piezas. En esta época se produce su primer contacto con esta disciplina artística. Poco después recorre Francia y durante este viaje toma nota en su bloc de dibujo de todo aquello que llama su atención como paisajes o determinadas situaciones. En este tiempo su nombre aparece entre los artistas que exponen en el Salón de París de 1833. El parque de Saint-Cloud y La fiesta de Sèvres son los dos cuadros que escoge para la ocasión. Es entonces cuando entra en contacto con Roqueplan, que le aconseja que se especialice en la pintura de paisajes. El siguiente paso importante en su trayectoria profesional es un viaje a los Países Bajos. A finales de la década de los cuarenta entra en la Academia de Amsterdam. Estudia la obra de Potter y añade a su repertorio la pintura de animales. En este último género llegó a convertirse en un experto. De su extenso legado resalta: Vaca blanca; La vendimia de Suresnes; Claro de Luna; De vuelta al mercado o Rebaño durante una tempestad.

Ref-Arte Historia