miércoles, 16 de abril de 2014

Nicolau Raurich i Petre




Barcelona 1877-1945. Estudiante en la Escola de Llotja, en su primera etapa se dedicó a las naturalezas muertas y al paisaje. Lo mejor de su producción corresponde a la plenitud del modernismo barcelonés, y se caracteriza por un vigor cromático conseguido con tonos naranja y cobrizos y una materia pictórica espesa. Antecedente en cierta medida de una relativa abstracción de su obra conservada en el Museo de Arte de Barcelona y en el Museo de Arte Contempóraneo de Madrid