sábado, 25 de enero de 2014

Martinus Rørbye


Pintor danés (1803-1848). Su padre era un funcionario público en Noruega, pero la familia tuvo que abandonar el país después de la separación de Noruega de Dinamarca en 1814. Comenzó sus estudios en la Kunstakademi en Copenhague en 1820.  Su maestro fue Christian August Lorentzen (1746-1828), pero Christoffer Wilhelm Eckersberg también le dio clases de pintura privadas. Incluso como estudiante Rørbye disfrutó de un cierto éxito con  la venta de  escenas de género de la familia real y  retratos en interiores a las clases medias de Copenhague. Expuso en Charlottenborg  entre 1824 y 1848, y en 1849 su viuda expuso 12  pinturas, en su mayoría de temas italianos.
En 1830 y 1832 Rørbye viajó a Noruega. Se le conoce como un viajero empedernido. Su primera gran gira, entre 1834-1837, lo llevó a París, Roma, Sicilia, Grecia y Turquía. En París estudió arte contemporáneo francés. Admiraba enormemente a Horace Vernet, en particular, sus exóticos temas orientales. También admiraba la balsa de la Medusa de Théodore Géricault, pero, curiosamente, no le gustaba la obra de Eugène Delacroix.
Después de París, Rørbye viajó a Roma, a Sicilia y luego, con el arquitecto Gotlieb Bindesbøll, a Atenas y Constantinopla. Más tarde  emprendió muchos viajes mas,  a Italia en 1839-41 y Suecia en 1844. Ese mismo año fue nombrado profesor en la escuela de modelaje en la Academia de Copenhague.
Siguiendo el ejemplo de Eckersberg, Rørbye era esencialmente un pintor de cuadros de género y de arquitectura. También pintó algunos retratos y paisajes, estos últimos a menudo inspirados por Dahl y, hasta cierto punto, de Caspar David Friedrich.