jueves, 17 de marzo de 2016

PICASSO Y EL MINOTAURO







En la Metamorfosis de Ovidio, el Minotauro era un ser mitad hombre mitad toro. Era hijo de Pasifae, mujer de Minos, rey de Creta, y su padre era un toro. Minos encerró al monstruo en un laberinto construido por Dédalo.

Teseo, con la ayuda de la hija de Minos, Ariadna, buscó a la bestia en el laberinto y acabó con ella, encontrando luego la salida gracias al hilo que Ariadna le había dado.

Este ser mitólogico ha servido como fuente de inspiración a numerrosos artistas, pero en PICASSO se convirtió casi en una obsesión

Según un artículo del Museo Reina Sofía Picasso crea otras leyendas en torno al minotauro que han llegado a conocerse a través de su compañera, la pintora Françoise Gilot. Para él, los minotauros son ricos habitantes de la costa de Creta. Sus casas, repletas de obras de arte y mujeres belles, albergan a munudo reuniones festivas que terminan en orgías, en las que hacen felices a las mujeres con las que mantienen una relación de sentimientos encontrados. Los domingos, los minotauros encuentran la muerte a manos de los gladiadores griegos