lunes, 16 de noviembre de 2015

YO DIRIA QUE ESTOY VIVO....





En cuanto vieron estos mensajes llamaron a Alberto, que les confirmó que estaba bien y que se hallaba en Estrasburgo, lejos del lugar de la tragedia.