lunes, 4 de agosto de 2014

ES EL CRISTO DE LA VICTORIA UN FENOMENO RELIGIOSO???

El CRISTO DE LA VICTORIA- 

Yo misma y eso que soy viguesa, me llama la atención esta veneración a un simbolo religioso- de una ciudad considerada PASOTA- Aqui "el apego religioso" lo considero más en consonancia con "el trato" que con el místicismo. Recuerdo que a una de mis hijas le aparecieron unos papilomas en la planta del pie y una amiga mía al descubrirlo dijo: "No te preocupes que mañana le llevo unos huevos a San Benito". No sé si fue San Benito, o el producto que yo le compré en la farmacia lo que curó a la niña pero seguro que mi amiga jurará que fue SAN BENITO.  Con lo del CRISTO DE LA VICTORIA, me sucede lo mismo. ¿Tiene algo que ver este fenómeno con la religión? Estoy convencida que no... ESTO SE HA CONVERTIDO EN UNA EXALTACION DE VIGUISMO. Gente de toda condición y creencias acuden a esa procesión. Mis recuerdos de infancia me llevan a la preocupación femenina ¿Que te vas a poner para el día del Cristo? Y para mi siempre me resultó extraño todo eso porque LA LOLA PASABA DEL ASUNTO. ¿Sería por ser teista?
        El Cristo de la Victoria se venera en la antigua Iglesia Colegiata (hoy Concatedral) y está tan vinculado a VIGO que, difícilmente, puede hablarse de símbolos de la ciudad sin mencionar a su "Cristo de la Victoria", cuya procesión, en el primer domingo de Agosto, congrega  (según las estadísticas de cada año) a más de cien mil vigueses, parte de los cuales hacen lo imposible por venir cada año a tomar parte en esa procesión, aunque residan en otros puntos de España, de Europa y aun de América. 



          La Historia (y leyenda popular) al hablar de su procedencia relata unos hechos, no muy documentados, de unos marineros que lo encontraron flotando en el mar, en las cercanías de las Islas Cíes (en la entrada de la Ría de Vigo) pero lo cierto es que la primeras referencias, fiables, son del año 1740, con el nombre de "Cristo de la buena Victoria" que el pueblo liso y llano conocía también como "Cristo de la Sal" por su relación con la embarcación que se dice lo recogió en el mar, cuando navegaban con un cargamento de dicho producto...



           Otros relatos, ya más documentados, hablan de  procesiones, novenas (de acción de gracias) y rogativas (por necesidades o calamidades), con las que el pueblo acudía a suplicar el favor del cielo... Y finalmente, en el año 1809, cuando los franceses ocuparon la ciudad -que posteriormente fue reconquistada por las tropas y paisanaje de la zona-  el pueblo atribuyó la victoria a su venerado Cristo, que pasó a llamarse, definitivamente, "Santísimo Cristo de la Victoria", al cual rinde veneración y gran  devoción todo el pueblo de VIGO.