miércoles, 16 de noviembre de 2016

VULCANO



 Vulcano, dios del fuego, de los volcanes y de la fragua, hijo de Júpiter y Juno. 
                          Vulcano fabricando los rayos- Rubens

Fabricó rayos para júpiter pero fue expulsado del Olimpo por Zeus por haber liberado a su madre Tetis, que estaba presa con una cadena de oro entre la tierra y el cielo tras una pelea con Zeus. Cayó durante nueve días y nueve noches hasta el mar. Llegó a la isla de  limnos en Grecia, donde las diosas del mar lo recogieron y cuidaron pero quedó cojo. En la isla construyó un gran palacio y unas forjas
 La fragua de Vulcano- Velázquez
  

Ayudado por tres Cíclopes inmortales fabricaban la mayoría de los accesorios metálicos que lucían los dioses: el casco y las sandalias aladas de Hermes, la égida de Zeus, el cinturón de Venus, la armadura de Júpiter, las castañuelas de Heracles, el carro de Elios, el hombro de Pénelope, el arco y las flechas de Eros, el casco que hacía invisible a Hades, el collar de Harmonía y el cetro de Agamenón


  Jacopo Bassano- la Fragua de Vulcano

Jupiter muy agradecido por la armadura le dijo que pidiese lo que quisiera y Vulcano le pidió a la casta Minerva pero al ser incapaz de poseerla, derramó su semilla sobre la Tierra y dio lugar al nacimiento de Erictonio
    El hallazgo de Erictonio- Rubens

Vulcano acabó casandose con Venus, que le era siempre infiel. Vulcano furioso diseñó una red invisible para atrapar a su esposa retozando con Marte y cuando los atrapó, fundidos en un pasional abrazo, los puso a disposición de los dioses. Mercurio incluso se burló diciendole que le gustaría ocupar el lugar de Marte
                   Alexandre Charles Guillemot, Marte y Venus atrapados

Venus se enamoró de Anquises, un principe troyano, y tuvieron un hijo, Eneas. Eneas nació en el monte Ida y su madre se lo dejó a las ninfas y al centauro Quirón para que lo criaran. Cuando el niño cumplió cinco años  se lo devolvieron a su padre.



 Pietro da Cortona - Venus se aparece a Eneas

Con el tiempo, Eneas se convirtió en el más valeroso de los héroes de Troya. Durante las batallas fue auxiliado por algunos dioses. Eneas se mantuvo firme en su puesto hasta el día que los griegos consiguieron penetrar en el recinto amurallado de la ciudad. Como  muchos troyanos, al ver que la guerra estaba perdida, escapó con su padre Anquises sobre los hombros y su hijo Ascanio, tomando rumbo hacia una nueva patria



Eneas estaba predestinado a recalar en la península itálica y a convertirse en padre de los romanos. Al llegar se vió implicado en una serie de guerras instigadas por Juno. Venus, viendo los apuros de su hijo, acudió en su ayuda


 En este cuadro de Boucher vemos a Venus, diosa de la belleza y del amor, sentada sobre una nube y rodeada de cisnes y palomas, mirando a su marido, Vulcano, pidiendole una armadura especial para su hijo