miércoles, 16 de julio de 2014

Franz Marc, el pintor que dio alma a los animales




frases de Franz Marc


(...) Y toda existencia es maldito sufrimiento.





Lo que parece hoy raro será natural mañana.

He encontrado personas muy feas en mis comienzos, los animales me parecieron más hermosos.

El arte no es sino la expresión de nuestro sueño, el que más se entrega a ellos es el que más se acerca a su verdad interior.

He sido un artista toda mi vida, pero la educación, el medio ambiente y mi disposición me han hecho lo que soy.

Las nuevas ideas son difíciles de entender sólo porque no estamos familiarizados con ellas.

El arte es metafísico... es liberarse de fines humanos.

La música y la pintura son lo mismo, usted sólo tiene que tener el órgano para la detección de las mismas.

Las religiones mueren lentamente.

Si de esta guerra no surge ningún poeta ni música alguna, es que ya no los hay en absoluto. 


 "Este es un momento de gran lucha entre un arte nuevo que lucha contra uno viejo. La batalla parece desigual, pero no se resuelve por la fuerza sino por el poder de las ideas."
" Otro instinto me ha llevado lejos de los animales hacia la abstracción, que me excita aún más."

Franz Marc, el pintor que dio alma a los animales

 

 En 1914 se alistó como voluntario, los jóvenes creían en el poder regenerador de la guerra... Sobre el caballete de su estudio quedó un cuadro inacabado.


En 1915 escribió a su esposa María: En términos generales, el instinto no me ha dirigido mal,  aún cuando las obras hayan sido impuras, fue sobre todo el instinto el que me llevó a apartarme del sentimiento vital por el hombre para dirigirme al sentimiento por lo animal,  por "los animales puros". El hombre impio que me rodeaba  (sobre todo el masculino) no estimaba mis verdaderos sentimientos, mientras que el sentimiento incólume del animal  hacía despertar todo lo bueno que hay en mi. Y del animal me separó un institnto  hacia lo abstracto, hacia una segunda cara, terrenal y atemporal que me excitaba aún más.   

 

Un año después de alistarse, con el fervor del inicio un poco más apagado, su visión de la guerra cambió. En una de las cartas que escribió a la viuda de Macke, describía la guerra como “ la trampa más cruel en la que nos hemos abandonado los hombres”. El engaño y la inutilidad del conflicto comenzaron a ser los temas de sus cartas en 1916, a pocas semanas de morir.

 

El  4 de marzo de 1916 murió  en Verdún.

 

Franz Marc 1880-1916, uno de los artistas más importantes del expresionismo alemán, nació en Munich. Su madre, Sophie Maurice, una mujer educada en el calvinismo, debió ejercer una fuerte influencia sobre él, porque durante la adolescencia  pensó en estudiar teología y convertirse en pastor protestante, pero finalmente decidió seguir el camino de su padre y se matriculó en la Escuela de Bellas Artes de Munich.


Cuando tenía 23 años pasó unos meses en París. Hizo amistad con el pintor suizo Jean Bloé Niestlé, pintor de animales. Hacia 1910 comienza a crear obras con su característico estilo. Conoce a August Macke, pintor de gran formación, y comienza a tener conversaciones de caracter intelectual sobre las teorías del color. 

 

Fundó, junto a Kandinsky DER BLAUE REITER (el Jinete azul)- Un grupo de pintores que compartían en sus obras la expresión de fuertes emociones y  sentimientos mediante colores vivos.

 

  Kandinsky cuenta en sus memorias:

 

Marc con Kandinsky en Munich (1914)


<<Y entonces llegó Franz Marc de Sindelsdorf. Una conversación fue suficiente: nos entendimos perfectamente>>.

 

<<El nombre DER BLAUE REITER lo inventamos en el cenador de Sindelsdorf; a los dos nos gustaba el azul: Marc, caballos, yo, jinetes. Así el nombre vino por si mismo>>.