domingo, 29 de septiembre de 2013

Blas de Lezo EL MEDIOHOMBRE



Así era conocido y no por falta de valentía sino por "su falta de cuerpo".  A los 17 años se enroló  en la marina francesa y ese mismo año perdió una pierna en la batalla de Vélez-Málaga, en la que se enfrentaron las escuadras anglo-holandesa y la franco-española en la guerra de la sucesión.  Una bala de cañón se llevó por delante la pierna izquierda de Blas de Lezo pero este siguió en su puesto de combate.  Por su valor, fue elogiado por el gran almirante francés  y se le ascendió a alférez de navío


Dos años más tarde, en la misma guerra, en la fortaleza de Santa Catalina de Tolón, luchando contra las tropas del príncipe Eugenio de Saboya, a consecuencia de una esquirla de una bala de cañon perdió un ojo y,  finalmente, cuando tenía 26 años se ganó el apodo de "Almirante Patapalo" o el  "Mediohombre" el 11 de septiembre de 1714.

La Guerra de Sucesión había practicamente acabado con la firma de la paz con Gran Bretaña, pero Cataluña seguía  en armas por los  partidarios de la casa de Austria. El marino participó en varios combates y bombardeos a la plaza de Barcelona y en uno de ellos se acercó demasiado a las tropas enemigas y recibió un balazo en el brazo derecho. A consecuencia del mismo tuvieron que cortarle el brazo

Yo cuando escuché la historia de Blas de Lezo el otro día, en un programa de televisión, me quedé embobada. No conocía nada sobre este personaje y busqué algo de información. ¿Como no se ha dado a conocer su vida como una especie de héroe nacional? Bueno, sigamos...



LA GRAN BATALLA


Cartagena de Indias era el centro del comercio americano y donde confluían las riquezas de las colonias españolas.   


En 1738 Robert Jenkins denunció ante la Cámara de los Comunes que un barco británico, el Rebecca, había sido apresado en abril de 1731 por un guarda costas español, que le confiscó su carga. El hecho fue sancionado por la opinión  pública como una ofensa al honor nacional y fue la excusa perfecta para declarar la guerra a España



Los ingleses armaron una formidable flota, formada por 195  navíos, 3000 cañones y unos 25000 ingleses apoyados por 4000 milicianos procedenes de los EEUU.   Las defensas de Cartagena no pasaban de 3000 homb res, 600 indios flecheros más la marinería y tropa de infantería de los seis navíos de guerra de los que disponía la ciudad.


El estratega "Almirante Patapalo" situó varios de sus buques en las dos entradas  de Bocachica y Bocagrande. El 13 de marzo de 1741 apareció la mayor flota de guerra que jamás había surcado los mares hasta ese momento. Se situaron en plan de cerco, al comprobar que no podían acceder a la bahía, comenzaron un bombardeo incesante contra los fuertes del puerto.  Tras acabar con varias baterías de cañones, el almirante Vernon dispuso que desembarcaran algunos de sus hombres. Lezo ordenó incendiar sus propios  buques para obstruir el canal de Bocachica y los mismo hicieron en Bocagrande, Vernon se creía vencedor, con las banderas desplegadas entró triunfante en la bahia dando la batalla por ganada y envió una corbeta con un mensaje anunciando su gran victoria sobre los españoles. La noticia fue recibida con júbilo por el pueblo británico y se mandó acuñar una moneda conmemorativa para recordar la victoria en la que se podía leer  "El orgullo español humillado por Vernon" y se apreciaba un grabado de Blas de Lezo arrodillado ante el ingles

 Vernon como broche final de la batalla tenía que tomar el castillo de San Felipe, donde resistían unos seiscientos hombres.  Como asaltar la fortaleza desde el frente le pareció un suicidio decidió asaltar a los españoles por la espalda por lo que tenían que atravesar una selva, lo que provocó la muerte por enfermedad a cientos de soldados.

El primer asalto se saldó con la muerte de unos 1500 soldados ingleses lo que desesperó a Vernon. Para el siguiente asalto planeó que sus soldados usarían escalas para atacar directamente las murallas. pero éstas no eran lo suficientemente largas para alcanzar la parte superior (Patapalo había ordenado cavar un foso para aumentar su altura)- Los menos de 600 defensores habían logrado que el enemigo se retirara
Vernon intentó sucesivos asaltos y finalmente abandonó las aguas de Cartagena de Indias, lleno de odio contra el mediohombre, gritando "GOD DAMN YOU, LEZO"

La noticia de la derrota no se supo en Inglaterra hasta mucho despues y el rey Jorge II prohibió todo tipo de publicaciones sobre el hechoción sobre la batalla"

Gracias a las fuentes de ABC HEMEROTECA

Ahora yo me pregunto, y se preguntará todo el mundo, claro, ¿Porque este personaje tiene tan poca publicidad histórica?
El marino vasco intenta conservar un prestigio ganado durante  40 años de vida entregados al servicio de Su Majestad Felipe V, su gran amigo y valedor, Patiño, intenta mediar ante el Rey,  pero éste está transtornado  y envenenado por las informaciones que el llegan del Virrey de Nueva Granada- SEBASTIAN ESLAVA-
Lezo está enfermo y nadie se atrevía a mostrar su cercanía por miedo a represalias. Muere el 7 de septiembre de 1741, en Cartagena de Indias, sin recibir sepultura conocida dejando una mujer sufriendo penurias monetarias y sociales. posteriormente se rehabilitó su figura y se le concedió a título póstumo el marquesado de Oviedo


3 comentarios:

Teresa PérezÁvarez dijo...

Vamos, noctambula, con gustos similares, me apasiona la Historia, este Medio hombre, lo plasma en su última novela, Matilde Asensi. No la he leído aún, concia al personaje, y con tus datos, de cuyas fuentes, con la verdad por delante, sin plagiar, me has dado dos lecciones en una, tú humildad, lealtad, y esa tu elegancia para relatar. Creo, que va siendo hora, de hacer el tendido prono, aquel del Bachiller, con aquellos pololos azules, a las seis de la mañana, desentumecíamos, piernas, brazos, llegábamos a casa con hambre mañanera, ricos, sabrosos alimentos, esos que hoy busco... ¡Descansemos pues!

Anónimo dijo...

La historia completa y rigurosa en www.labatalladecartagenadeindias.com

ines dijo...

Si, es un personaje muy interesante. Está incluído en varias novelas y por lo menos en una película