domingo, 4 de agosto de 2013

¿COMO SE CUELGA UN CUADRO?

En 1961 se celebró en el MOMA, en Nueva York, una exposición titulada "The last works of Matisse".  Durante 47 días, con una media de 116.000 visitantes, nadie se dio cuenta  que uno de los cuadros tomados prestados para la exposición- LE BATEAU- estaba colgado al revés.
Se trata de una obra, un guache recortado, en el que se puede apreciar un barco con unas grandes nubes al fondo y su reflejo sobre el agua.  El cuadro fue colgado en la planta baja, en un sitio que había sido reservado para él,  cerca de la entrada de la cafetería.   Cuando solo faltaban cuatro días para clausurar la exposición que duró 47, Genevieve Habert, una francesa admiradora del artista, hizo notar a uno de los vigilantes de la muestra, que la obra estaba colgada al revés. El hombre si limitó a contestarle que ni el ni ella estaba en condiciones  de discernir cual es el derecho o el revés. La mujer muy enfadada informó al New York Times.  El director del museo- Monrow Wheeler, que fue informado y unas horas despues, ordenó que le dieran la vuelta.

 Genevieve Habert declaró que Matisse nunca habría colocado el motivo más complejo en la parte  inferior y el más simple en la superior

Otro caso similar ocurrió con una pintura de Georgia O´keefee. Durante el primer verano que pasó en su tierra de adopción, New Mexico, pintó "The Lawrence Tree". La obra muestra el tronco de un gran pino con sus ramas.  Wadsworth Atheneum compró la pintura en 1981 y tardaron diez años en descubrir que había sido colgada al revés. 
La obra fue prestada  a la National Gallery de Washington para una exposición y se descubrió una carta de la autora, escrita en 1931, en la que se quejaba del error.  Ahora está como la artista quería "boca abajo"

Pero el caso más curioso ocurrió con la obra de Georg Baselitz. Este es un pintor que tiene la costumbre de representar en sus cuadros figuras e imágenes invertidas y para una exposición que se celebró en una ciudad escandinava encargaron carteles para anunciar la misma.  Encargaron cientos de carteles pero la empresa a la que encargaron tal cometido no estaba  muy informada sobre arte moderno y ajenos a las manías del artista la "colocaron con lógica"

De todos modos la obra de esta autor "se arregla" hasta en enciclopedias ."